Buscar este blog

Loading...

domingo, 19 de septiembre de 2010

Los avatares de la conquista de Cordoba (II), Cordoba corazon del Islam

La excelsa Córdoba haba sido durante centenares de años la joya del Islam , por lo que su población aunque ahora en el segundo tercio del siglo XIII estaba en descenso , antaño registro un impresionante numero de habitantes; unos hablaban de 200.000, otros de 400.000 , los mas de 1000.000 de almas, mientras en el resto del solar peninsular , los núcleos no llegaban en sus mejores casos a los 40.000 habitantes.

La ciudad creció desde que fue asimilada por el Islam de manera colosal . En un primer momento se instalo sobre la villa Romana , su perimetro amurallado solo cubría esta parte de la villa aproximadamente , con el tiempo las construcciones a extramuros se convirtieron en autenticas collaciones que transformaron la huerta y los antiguos cementerios en hacinamiento.

Como consecuencia de la falta de espacio , por el progresivo aumento poblacional ,la expansión de la ciudad se desarrollo a extramuros , es decir fuera de la muralla . Cuando era importante el numero de casas construidas en este lugar , las autoridades disponían insertarlas en la misma proyectando una nueva cerca alrededor , que las asimilara dentro de la Urbe.

Este grupo de temerarios cristianos había entrado por uno de estos chanibs , el mas oriental , sumamente poblado y separado del núcleo principal de la ciudad por una gran muralla y bastiones principales coincidentes con la calle que con el pasar del tiempo se denominaría San Fernando en honor al ilustre soberano conquistador.

Durante toda la noche fueron bordeando la muralla mientras observaban como la población , aterrorizada se dirigía hacia el oeste de la villa , buscando las puertas de acceso a la mas noble parte de la metrópoli. Ellos se sentían fuertes veían el terror que causaban sus aceros , el griterio de la multitud aumentaba el rencor por todo lo pasado ,experimentando una sensación similar a la de una manada de lobos cuando ve que su presa tiene como unico recurso , correr , gritar , gemir de miedo, en este caso también se rezaba .

Jamas estos almogavares habían visto una ciudad tan extensa , jamas había tenido que recorrer un adarve de muralla tan largo , jamas habían sentido tanto el peso de los siglos de ocupación , ahora estaban a punto de entrar en el corazón del Islam a través de la aorta del imperio , tenían la oportunidad de alcanzar la inmortalidad que otorga la realización de un hecho de similares características. Y ellos eran conscientes de la embergadura de la empresa , sabían de la importancia del momento.

LA REACCIÓN CORDOBESA

Las horas iban pasando , la perplejidad y el asombro recalaban en las autoridades de Córdoba , los datos que recibían eran imprecisos , inseguros , el aturdimiento hacia mella en este grupo de regidores que por el momento , al no saber el numero de asaltantes no podían tomar otra medida que no fuese la de cerrar las puertas de la Medina y dar refugio a la población de la collación o parte de la villa mas oriental.
Con el nuevo dia los expedicionarios consiguieron llegar hasta la denominada puerta de Martos , situada al flanco sur , consiguieron abrirla entrando el resto de la expedición capitaneados por Pedro Ruiz Tafur , con los caballos que les habían transportado desde Andujar (4).
Todo esto ocurría el 23 de diciembre de 1235 , pero realmente aquella conquista solo acababa de comenzar , los cordobeses recuperados del sobresalto inicial , comenzaron a organizar la defensa de la ciudad . Poco tardaron en descubrir que el numero de Cristianos era escaso , e inmediatamente proyectararon , desde la villa ataques hacia la ajarquia en donde estaban acantonados ; flechas , dardos , piedras , todo fue lícito mientras causara daño . Los cristianos perdida la euforia inicial ,observaron nítidamente que la situación empeoraba, era necesario solicitar ayuda inmediata . Sin perder tiempo envíaron una misiva a Don Ordoño Alvarez que reunió al punto a cuantos hombres pudo y con ellos se encamino hacia Córdoba, avisando al tiempo al Rey de la situación , el cual andaba por el reino de León (5).

LA AYUDA DEL REY , EL ASEDIO .

Fernando III no pudo casi creer lo que aquel fatigoso hombre le comunicaba , no era posible que la ciudad Califal estuviera sitiada por unos pocos de Almogavares ,su sueño podía cumplirse , ! oh cuantas veces el monarca había suspirado por las sedas de Córdoba , cuantas veces desde su tierna infancia había escuchado la grandeza de una ciudad universal , cuantas veces imagino que entraba elocuente , altivo , en un dia azul turquil , acompañado por su séquito en aquel vergel junto al antiguo Betis !, de inmediato , desoyendo a sus consejeros se puso en marcha , tenía que llegar cuanto antes , sus servidores y una gran empresa les esperaban , estaba en Benavente , tal vez a un trote - galope adecuado pudieran salvar la distancia a Córdoba en una docena de jornadas. Que importaba reventar algún que otro corcel , a cambio podían hacerse con los equinos de las famosas cuadras de la ciudad califal.

Los acontecimientos proliferaban angustiosamente en el arrabal de la ciudad , el alimento comenzaba a faltar , el grupo de cristianos había decrecido a causa de algunas bajas producidas por las afiladas saetas que desde las mas altas murallas de la villa , habían alcanzado a algunos de estos hombres , sabían de la cercanía del monarca , aquello les animaba , pero a veces , sobre todo al amanecer se preguntaban si no era mejor escapar antes de que fuese del todo imposible salvar la vida.

La incertidumbre no duro mucho , el Rey llego y su presencia lleno de felicidad y gozo a los cristianos que estaban en Córdoba en medio de tantas dificultades.

De inmediato los consejeros y el propio Rey analizaron la situación , llegando a la conclusión siguiente: era necesario para que causase efecto el asedio cortar la via de salida que los moros tenían para su abastecimiento a través del puente antiguo que cruzaba el Guadalquivir ( 6).

Asi se hizo , determino pasar el rio , por el cercano puente de Alcolea , a unos doce kilómetros al este de la capital , para acampar a la entrada del puente mayor , en la margen izquierda del rio , desde donde se podía divisar perfectamente la gran Mezquita , tantas veces nombrada y renombrada , de esta forma eliminaba cualquier ayuda que desde Ecija , distante a unos 50 kilómetros , pudiera venir en socorro de los Cordobeses.

LA TRAMA DE DON LORENZO DE SUÁREZ

Al monarca Ibn Hud le llego la noticia de los sucesos de Córdoba, al igual que el Rey Fernando ,apenas si podía imaginarse la narración recibida ¿ era un sueño o efectivamente una realidad ?. Cinco mil hombres a caballo y mas de treinta mil peones acerco a Córdoba para contrarrestar este intento de conquista , el caudillo no podía creer la misiva , al respecto de que las ordaz cristianas eran poco numerosas , por ello decidió enviar un espía adecuado para conseguir saber con certeza la veracidad del comunicado , ratificar el rumor .(7)

Don Lorenzo Suárez a quien desde antaño y por diversos motivos separaba una terrible enemistad con el Rey Fernando seria el elegido , su misión clara y contundente , acercarse cautelosamente al enemigo asediante y valorar la magnitud de las tropas.
Lorenzo pertenecía a la raza de los asaltantes , conocía perfectamente su lengua , en definitiva era el mas adecuado para tal labor.

Don Lorenzo atenazado por su educación católica , y sintiéndose llamado por la cruz , decidió que era el momento de regresar con sus hermanos .Arribado al campamento militar enemigo , observo el pequeño numero de cristianos que circundaba la vieja ciudad ,la duda lo envolvió , por un lado toco a su puerta la llamada de la fe y el deseo de regresar con su gente , de recuperar su crédito , en cambio por el otro llamaba la fortuna y el prestigio que suponía dar la noticia al monarca Mahometano , comunicarle que no eran muchas las fuerzas Cristianas que asediaban la ilustre Córdoba .

El caballero decididamente escogió la tranquilidad del espíritu , la ruptura con esa lucha atronadora consigo mismo.

Lorenzo diose a conocer , solicitando audiencia a Fernando , el cual lo recibió con suma sorpresa y extrañeza . Una vez puesta en conocimiento la trama que se proyectaba , comunico asimismo al monarca Castellano un audaz plan que tenía concebido , consistente en engañar a Ibn Hud monarca Arabe , informándole que las tropas cristianas eran numerosisimas. El monarca lo felicito, considerando a bien aceptar el arrepentimiento del caballero Don Lorenzo , agradeciéndole la ayuda que le prestaba (8).

Ibn Hud engañado por Suárez decidió no acercarse mas a Córdoba , por temor a que las numerosas ordaz Cristianas pudieran mellar su ejército , había caído en la trampa , dejando a los cordobeses a merced de sus enemigos.

LA CAPITULACIÓN DE CÓRDOBA

Poco antes del mes de Mayo , muy quebrantados los cordobeses por el cotidiano batallar y vencidos por el hambre , empezaron a tratar sobre la rendición de la ciudad , poniendo como condición que se les permitiera salir salvas las vidas y los bienes muebles que pudieran transportar. Fernando asentio , pero los cordobeses observando que los cristianos no se encontraban en muy buen estado , que les faltaba el alimento y que el período de servicio terminaba, decidieron no respetar lo acordado y aguantar a intramuros ; ante esto , los católicos trataron de fraguar un pacto con el caudillo de Jaén para la toma de Córdoba ,siendo entonces cuando la histórica urbe se entrego definitivamente por miedo a la venganza del monarca (9) .

Mientras los Musulmanes Cordobeses se marchaban , cayéndose de hambre en catervas. Su príncipe Abu -i Hassan, entrego al rey castellano las llaves de la ciudad. Inmediatamente este dio gracias a Dios y mando que la enseña de la cruz precediese a la real y fuesen puestas en la muy alta torre de la Mezquita , para que manifiestamente pudiese ser vista por todos (10).

Asi se hizo . Cuando la seña del Rey eterno acompañada de la de Don Fernando apareció por primera vez en aquella torre , lleno de confusión y llanto inenarrable a los moros y de gozo inefable a los cristianos. Aquel dia brillo feliz a los cuatro vientos para los cristianos en la fiesta dichosa de los apóstoles San Pedro y San Pablo.

Lógicamente el primer paso , cargado de simbolismo fue la ocupación de la muralla de la Medina y el Alcázar.

A la caída de la tarde , el canciller real , el Obispo de Osma y el Maestro Don Lope, con el que había subido la cruz a la torre, entraron en la Mezquita ,disponiendo lo necesario para transformarla en iglesia después de purificarla; santificaron el local con aspersíon de agua bendita , dedicándolo a Santa María (12) .
Con alta intriga curioseaban todo lo que allí veían , cuando de repente un susurro , una gran inquietud y admiración se levanto por doquier , ¿ que eran aquellos bultos oscuros expuestos dentro del recinto templario ? ! Santo Dios omnipotente exclamaron admirados los que se encontraron en el interior de la mezquita , arremolinandose sobre lo que sin lugar a dudas eran las campanas de Santiago , las cuales Almanzor había arrancado a la cristiandad como humillación , trasladándolas a hombros cristianos desde Santiago hasta la gran mezquita . Tenían que ser devueltas a lo mas alto del templo dedicado al santo rápidamente .

Aquel hecho no fue mas que la guinda del pastel , simbólicamente tuvo un gran impacto ,Dios estaba con ellos ,había sido una gran revelación , porque no , un milagro.

El sueño se había cumplido , desde el conato de Alfonso VII un siglo atras , no había ondeado al viento desde lo alto del alminar de la gran Mezquita el estandarte de la cruz y de Castilla .Quien hubiera imaginado hacia algunos meses la caída del mas alto bastión del Islam en la península Ibérica , de la caída de aquella dama deseada desde siglos atras por los amoríos Cristianos .

Lágrimas cayeron sobre las mejillas de los musulmanes , los cuales eran desgajados del arraigo de su linaje , que durante tantos años había vivido en Córdoba . Sollozos consternaban a la famélica población que partía hacia quien sabe donde. Por el contrario los triunfantes guerreros de Cristo gesticulaban alegremente y un nervioso sentir recorría sus cuerpos , sus nombres pasarían de generación en generación , su estirpe quedaría inmortalizada por este gesto audaz propio de héroes.

Una inmensa y misteriosa metrópoli aparecía desierta , sin el bullicio y la algarabía del gentío ,por fin podrían ver las pupilas de los creyentes las tan descritas construcciones que hacían de Córdoba un enclave admirado y misterioso desde hacie siglos . Enormes y dignos edificios se entregaron al asombro de los fascinados conquistadores. La ciudad había mermado mucho , ya no era la que fue , pero aun en su solar se podían distinguir signos de grandeza que rememoraban el glorioso pasado.

El alcázar majestuoso , nunca Castillo cristiano ostento tanta belleza y delicada decoración ,y los templos del infiel realmente estaban preparados para albergar a cualquier divinidad . El agua regaba jardines distribuidos edenicamente , flores de azahar contrarrestaban calles encharcadas , llenas de agua y suciedad , excrementos , animales secos se amontonaban en las desiertas calles , no habían quedado ni ratas que echarse a la boca.

!Oh que sugestivas eran aquellas casas y plazas , cuanta vida debió de existir en un lugar como este !

No hay comentarios: