Buscar este blog

Loading...

martes, 25 de diciembre de 2012

La historia del hombre en dos minutos



No es algo especifico de nuestra ciudad, pero ha participado y participara
en todo ello.
N

jueves, 20 de diciembre de 2012

El enigma del Alcazar de los Reyes Cristianos.

        A la orilla del Guadalquivir, Betis o Certir , según la época, aguas abajo fue construido un puerto de carga y descarga, frente a este se alzo una gran edificacion localizada exactamente en lo que actualmente es el patio Morisco del Alcázar actual. En este edificio estaba instalado el ´"Forum Censorum" o Aduana, además de la residencia del Gbernador y el Cuestor.




En el año 65 sirvió de residencia del propio Julio Cesar cuando ostento el cargo de Cuestor, bajo las ordenes de Antistio Vetere..
Se trataba de una edificacion muy grande, de mas dimensión que la del actual Alcázar, uno de los capiteles encontrados en el patio morisco fue colocado en la fuente de la plaza Séneca.



Este gran fuste estriado en vertical, y que se mantiene in situ, situada junto al arco apuntado y con verja de hierro forjado, que se abre en la muralla oeste, y que separa el “patio morisco” y el jardín medio, fue encontrado a unos cuatro metros por debajo de la solería del actual “patio morisco”, cerca de la Torre de la Inquisición situada en el suroeste del recinto del castillo.
Fuste estriado en vertical
Esta columna romana formaba parte de un gran edificio porticado, algunas de cuyas columnas han sido documentadas, igualmente in situ, en las excavaciones realizadas en el denominado “Patio de Mujeres”. 
Esta edificación se encontraba dentro del “castellum” tardoantiguo, que sería el germen del actual Alcázar Cristiano, empleándose para su construcción, material de acarreo procedente de otros edificios públicos romanos. Uno de estos capiteles procedentes del Alcázar está situado actualmente en la Plaza de Séneca.

El enigma del platano de Cesar.

     
El Alcázar de los Reyes Cristianos ha padecido durante siglos el protagonismo que se ha llevado nuestra mezquita - Catedral, sin embargo este recinto esta lleno de interesantes historias, algunas de ellas se nos presentan como auténticos enigmas, misterios, uno de ellos se encuentra al final de las hermosas albercas de los jardines del Alcázar. Se trata de una inscripción de gran tamaño en el muro que textualmente dice:

EN TIERRAS TARTESAS HAY UNA CASA CELEBÉRRIMA
ALLÁ DONDE LA CÓRDOBA VIENTA SE MIRA EN EL PLÁCIDO
EN MEDIO Y ABARCANDO TODA LA MORADA
SE ALZA EL PLÁTANO DE CÉSAR DE ESPESA CABELLERA
QUE LA DIESTRA FELIZ DEL HUÉSPED INVICTO PLANTÓ
COMENZANDO SU TRONCO A CRECER DESDE SU MANO
OH ARBOL DEL GRAN CÉSAR, OH AMADO DE LOS DIOSES
NO TEMAS EL HIERRO NI EL FUEGO SACRILEGO. MARCIAL”.

       Una primera lectura nos asombrara, causándonos muchos interrogantes obvios, ¿ de que se trata, que quiere decir, quien lo epigrafio, que significa?
El clamor popular nos habla de una lectura erótica, pero ¿ realmente cual es el sentido de esta epigrafia?


      La historia nos ha dejado constancia de dos visitas de Julio César a Córdoba. La segunda de ellas, en marzo del 45 antes de Cristo fue a consecuencia del rebrote rebelde de los hijos de Pompeyo, a los que venció en la batalla de Munda.Más discreta y prolongada fue su primera visita. Llegó a la ciudad en el año 65 antes de Cristo como cuestor, a las órdenes de Antistio Vétere, encargado de las finanzas del imperio y de los pagos al gobernador, los funcionarios y la milicia. Fue en este tiempo cuando, según cuentan las crónicas, plantó un plátano (Platanus) que posteriormente mereció los honores de ser inmortalizado por Marcial en su epigrama XLV bajo el título De platano cordubensi.
Cuando entra victorioso en Córdoba dos décadas más tarde, tras vencer a los pompeyanos, Julio César manda arrancar el árbol del suelo que fue fiel a sus enemigos. Además, arrasa la ciudad por ser el reducto que sirvió de refugio a sus más enconados enemigos, los hijos de Pompeyo, que le disputaban el poder.
Desconocido el lugar exacto en el que se plantó, el Ayuntamiento cordobés decidió, hace cuatro décadas, dedicarle un rincón en el Alcázar de los Reyes Cristianos. En sus jardines figura, junto a un plátano de nueva planta, en un muro de piedra, el epigrama de Marcial en su lengua original.
En este homenaje en el que se combina la literatura con la botánica, y que pasa desapercibido para muchos cordobeses, se instaló también en el fondo de un estanque un mosaico cuajado de peces, atravesado por canales de agua.
El nombre latino de “Platanus” deriva del griego “platanos” con el que era conocido en la antigua Grecia, parece ser que el término derivo de la palabra “platys” que significa ancho, alusión a sus anchas hojas y amplia copa. Su nombre específico “hispanica” nos indica su posible origen español. Este árbol tiene un sinónimo que es Platanus hybrida, que hace alusión a su origen híbrido.



El plátano es un árbol longevo se cita ya un ejemplar llamado Menenlao que tenía ochocientos años en la época de Plinio y que había sido plantado por este príncipe antes de partir para el sitio de Troya. según Jaime B. Curbera y Miryam Galaz

Existen diversas fuentes que relacionan esta especie de árbol con la guerra, así como una especial relación con los heroes de Homero. por ejemplo, antes de partir para Troya, Agamenon celebro en Aulide sacrificios bajo un platano, asimismo planto otro en Delfos y uno mas en Caifas(Arcadia).Así pues parece claro que Cesar, imitando a los clásicos lo planto tal vez pensando en la batalla de Munda, la comparacion con la batalla de Troya no seria banal. los testimonios de Teofrasto, Plinio y Pausanias invitan a situar este acto de Cesar antes de la batalla.



Alejandro fue el primer caudillo que imito a los héroes de Homero. El tono epico del gesto de Cesar puede explicarse desde la relación que el dictador quizo establecer como Alejandro, con los caudillos homericos. La llamada imitatio Alexandri es una actitud generalizada entre los imperatores romanos desde que Roma entro en contacto con el mundo Helenistico.

Por todo ello la acción de Cesar no fue un hecho original, estaba influenciado por la tradición antigua, casi mitológica, fue un acto simbólico realizado por una persona influyente que se preparaba para asumir el mando del imperio, fue un homenaje asimismo, a un personaje que con el tiempo se convertiría en la persona mas influyente y con mas poder de todo el mundo conocido.

domingo, 9 de diciembre de 2012

sábado, 8 de diciembre de 2012

Gladiadores de Córdoba.





A continuación anexo articulo sobre lo que pudieron ser algunas escenas de nuestra época antigua, momentos que se pudieron repetir una y otra vez en nuestra ciudad hace dos milenios. Una vez leido el articulo, los lectores comprenderan que tecnologicamente hemos avanzado mucho, pero socialmente todo sigue igual.



viernes, 7 de diciembre de 2012

El toro de Osborne de la cuesta del Espino.







Que cordobes no reconoce la afamada imagen del toro en nuestra cuesta del Espino, quien no ha intentado impresionar a sus hijos al pasar por el lugar, ¿pero cual es su origen?, ¿como surgio?Hoy hablaremos de la conocida figura del toro de Osborne[1], vision que se recorta en numerosos altozanos y esbeltos cabezos junto a las carreteras de nuestra geografía, a cuyos parajes ha terminado por darles fisonomía propia. La airosa figura que otrora anunciaba un brandy muy popular fue tomando carta de naturaleza hasta hacerse indisoluble del paisaje y de la mentalidad de un buen numero de ciudadanos. Sin embargo esta imagen estuvo a punto de desmembrarse por motivos que se alejaban enormemente del sentir popular y que introducían a la política como detonante de un proceso con muchos intereses ocultos

Dicha polémica, en la que intervinieron publicistas, empresarios, artistas e incluso ministros y partidos políticos, se levanto a raíz de la posible puesta en ejecución de lo indicado en el articulo 24 de la Ley 25/88 de 29 de julio, alusiva a la publicidad fuera de los tramos urbanos de las carreteras estatales, articulo que expresamente la prohíbe y que la incluye como infracción muy grave en otro articulo posterior, el 31.4 en su apartado g.

Tal infracción significaba para la casa propietaria del toro, además de la retirada de las figuras, una multa de un millón y una pesetas, impuesta por el consejo de ministros.

Actualmente solo existen 93 toros de Osborne de los 500 que llegaron a publicitar dicha marca comercial por toda España, incluida la insular, Ceuta, Sahara y aun en Guinea.

Se comenzaron a fijar en 1957, siendo el primero de ellos el levantado en Cabanillas de la Sierra( Burgos), fabricado enteramente en madera aunque posteriormente se ejecutaron en laminas metálicas que alcanzaban una altura de 12,50 metros, una superficie de unos 150 metros cuadrados y unos 4000 kilos de peso, todos ellos convenientemente anclados con torretas metálicas y zapatas de hormigón.

Su creador artístico fue Manuel Prieto y su autor material Félix Tejada, ambos consiguieron una figura airosa, de recia personalidad hispana, en buena parte imagen de Andalucía y por extensión de España.

Tales figuras a lo largo de los años han sufrido diferentes avatares, la casa propietaria ha tenido un elevado coste en su mantenimiento, de su ubicación y de la mayor o menor accesibilidad del publico a las mismas. La retirada del nombre comercial y de otros emblemas de la superficie del toro…etc. Sin embargo la popularidad de los mismos siempre fue en aumento, un famoso cineasta la popularizo en su filme Jamón Jamón, sin olvidar que el indicado toro figuro en 1972, como portada del New York Times magazine o como reclamo de la marca Volfswagen en 1985.

En cualquier caso la reacción popular logro detener el expediente sancionador y algunas comunidades autónomas ( Andalucía y Navarra) en contra de otras , mediante la declaración de Bien Cultural, evitaron la desaparición de las figura y el que el Tribunal Supremo suspendiera la retirada del reclamo, definido burocráticamente como “ una figura de toro negro, muy conocida en las carreteras españolas”.

Si bien el creador artístico del toro de Osborne fue Manuel Prieto, debemos indicar que la tipología empleada en su creación, tiene una rica y variada vida plástica anterior que arranca desde la mitad del tercer milenio antes de Cristo y que se ha ido perpetuando hasta nuestros días. Los iniciadores de esa vida fueron los Sumerios, pasando la figura de los bóvidos a ser uno de los tipos básicos de su repertorio animalistico en el terreno del arte.

En las ilustraciones aparecen por un lado los clásicos ya toros de Osborne y por otr el “toro Sumerio de El Obeid”, pieza de Bronce datada hacia el 2500 ac. El parecido es incuestionable.







[1] Para la elaboración del articulo me he basado en las indagaciones de D. Federico Lara Peinado, profesor de Historia Antigua.

sábado, 11 de agosto de 2012

El enigma del lago de las Tendillas.




     Una de las historias mas interesantes de nuestra ciudad es la " Leyenda del Lago de las Tendillas".      Verdad o mentira es algo que se habra de resolver con el tiempo, estructurando una labor importante de investigacion y trabajo de campo, que englobe a geologos, arqueologos, espeleologos y cuantas disciplinas se consideren necesarias para desvelar este misterio que de momento se alberga en el sentir popular. El objetivo de este articulo es recopilar las noticias mas interesantes que se recogen  sobre el asunto, con el objetivo de que sirvan de arranque para los mas atrevidos.
Antes de nada y para que sirva de aperitivo sugestivo, anexo enlace de las declaraciones de un empleado publico que afirma rotundamente sobre la existencia del mitico lago:

http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/cordoba/abc.cordoba/2010/07/18/057.html

A continuacion desarrollo el articulo " Un lago en el centro de Córdoba (El Lago de las Tendillas)" Publicado el 27 mayo 2008 por Miguel Franco; Fuente: Cordobapedia Articulo Puerta de Osario.

  Que hay un lago debajo de las Tendillas lo sabe todo el mundo. Basta con charlar un rato con el dueño de algún negocio de toda la vida por la zona para que te cuente con pelos y señales una historia, siempre distinta, sobre ese reino oculto. Al fin y al cabo, en eso consiste una leyenda. Hace ya unos años, hubo una alegre discusión en el foro de la Calleja de las Flores en la que varios participantes estuvieron a punto de llamarse el nombre del marrano mientras buscaban un enfoque científico del tema. Se comentó, por ejemplo, que había existido un cierto interés por parte de la televisión autonómica para rodar un pequeño documental sobre el supuesto lago subterráneo del centro de Córdoba. También se llegó a decir que habían navegado barcas por un amplio curso de agua situado por debajo de las Tendillas, lo que habría dado origen a la leyenda del lago. Evidentemente, cada uno de estos datos es un poco más alucinante que el anterior. ¿Hay realmente un lago debajo de las Tendillas? Pues un lago, propiamente dicho, probablemente no. Pero perfectamente podría haberlo, sin duda, porque Córdoba tiene aguas subterráneas para aburrir, y muchos habréis oído hablar del sistema de cuevas que recorre la zona del norte y centro de la ciudad.
 ¿Y de dónde salió esta idea tan peregrina que ha sobrevivido a lo largo de los siglos? Salió del subsuelo, de donde mana el agua que, efectivamente, hay justo debajo o cerca de las Tendillas. Y esto sí es real. Uno de los usuarios de Calleja de las Flores colgó una foto, nada más llegar, y afirmó: "yo he estado allí".  El caso es que para entender la leyenda del lago de las Tendillas, hay que visitar una casa en la que se mezclan el patrimonio y la tradición popular. la Casa del Agua de la calle Juan de Mena.

 En 1981 La Voz de Córdoba publicó unos reportajes, firmados por Sebastián Cuevas, donde el periodista recogía varios testimonios, entre ellos los de Manuel Salcines y el académico Manuel Ocaña sobre la existencia de un presunto lago subterráneo bajo la zona de la Plaza de las Tendillas[1] Decía Salcines, refiriéndose al manantial subterráneo al que se accede por la Casa del Agua: "estas aguas vienen de un lago que debe haber debajo de Córdoba y que ya por los años veintidós o veintitrés fue visto sin que nadie se atreviera a investigar sobre él. Es una cueva de estalactitas y estalagmitas, con un lago de aguas puras, clara y transparentes que vienen desde la Sierra y que nos dan exactamente la situación de la Córdoba ibérica". Según Manuel Ocaña, el dueño de la casa les dijo que "...hacía bastante tiempo habían atravesado el tabicón de roca que cierra lo que se puede llamar pozo, y tras sumir bajo el agua se había encontrado una galería que se dirige hacia Las Tendillas".'' Francisco, hijo del escritor y periodista, ubica en la que fuere antigua "Casa del Pueblo de la UGT" de la calle Juan de Mena dicho Lago pues acompaño a Sebastián al redactar un extenso articulo publicado en La Voz de Córdoba . "Nada más entrar una puerta a la derecha permite bajar unas largas escaleras que conducen hasta los sumideros desde donde puede observarse el agua Para conocer la amplitud del estanque o lago se precisaría equipo submarino e iluminación". En una entrevista en el año 2010, Rafael, oficial de Cultura de la Diputación de Córdoba comenta cómo tuvo la oportunidad de visitar el lago en el año 1986, entrando por la casa Colomera, donde reside el ex-alcalde de Córdoba Antonio Alarcón, y recorrer parte del mismo en barca, calculando una profundidad de 2 metros de la superficie de agua. El lago ocuparía toda la superficie de la plaza de las Tendillas habiendo incluso estalactitas y estalagmitas[2] Referencias - Mario López y Antonio Povedano. Fuentes de Córdoba. Acheloos. Córdoba 1986 - Yo estuve allí. Entrevista a Rafael, oficial de cultura de la Diputación de Córdoba. 18 de julio de 2010. ABC Córdoba. Disponible en Internet Saludos

 Cuando he visto este post y las fotos del enlace , han venido a mi memoria recuerdos de hace varios años, que de seguro os interesarán conocer y que paso a compartir con vosotros: En 1989 o 1990, no recuerdo bien, la televisión local PTV, (el Procono en aquellos tiempos) donde trabajaba Sebastián Cuevas, se puso en contacto con Pepo, Presidente de la Federación Andaluza de Montaña durante muchos años y que todos los montañeros cordobeses conocemos. Personas de PTV, le preguntaron a Pepo si había alguien que practicara la espeleología en Córdoba capital, porque querían desvelar la veracidad de la leyenda del lago de las Tendillas. Así fue como estos señores se pusieron en contacto con nuestro Grupo de Espeleología de Córdoba, en el cual estábamos en aquellos tiempos nuestro compañero Vértice, junto con Rafa, Pocho, Bubu, el Cabra y yo mismo. Nos explicaron el tema en cuestión y nos pidieron ayuda. Allá que nos fuimos a la casa de Juan de Mena, las cámaras de televisión que iban a filmar el acontecimiento y nosotros (no recuerdo bien quienes íbamos, me parece que Rafa venia conmigo pero no estoy seguro, si íbamos mas) Nos dijeron que según unos escritos de los años 20 que eran muy fiables, se podía acceder a un lago que había debajo de las Tendillas a través de un aljibe en forma de pie, por el que había que sumergirse y “sumir” un par de metros hasta salir a una gran cueva que habría al otro lado del aljibe. Se trataba de bucear 2 o 3 metros por lo que, según ellos, no hacían falta material específico de buceo. Después de preparar los cascos con la iluminación adecuada, gafas de buceo, cuerdas etc, allí nos fuimos Efectivamente, después de bajar las escaleras esas que salen en la foto del enlace, con vasijas grandes, llegamos al Aljibe, el mismo de la foto.http://unamiradadesdeelsur.wordpress.com/2009/02/17/las-dos-casas-del-agua-y-el-lago-subterraneo-de-las-tendillas/. Nos metimos en el Aljibe para comprobar la altura del agua y nos llegaba mas o menos por la cintura. Había bastante barro acumulado y el espacio era muy reducido. Con los pies por delante empezamos a meternos bajo el agua, tanteando con los pies para ver si en algún momento se abría hacia arriba y se podía acceder al exterior por el otro lado. El espacio era muy pequeño, deciros que con la espalda daba en el suelo y con las manos encogidas tocaba el techo (bajo el agua). Así probamos varias veces por varios sitios, nos sumergíamos y agarrados a la mano de un compañero intentábamos llegar lo mas lejos que pudiéramos. En estos primeros intentos llegamos a una distancia de unos 3 mts tocando con los pies. Era lo máximo que podíamos hacer sin correr riesgos ya que el espacio era muy muy estrecho. Como no conseguíamos dar con lo que buscábamos, en una de las agobiantes inmersiones, y en uno de esos momentos en los que dices: joder vamos a arriesgarnos!! me solté de la mano del compañero y ayudándome con las manos en el techo me metí mas adentro, todo lo que mis pulmones y cabeza me decían que debía recorrer. Por lo menos fueron 2 metros más las que me metí hacia adentro y no conseguí que mis pies tocaran en vacío. Cuando intenté regresar hacia atrás me ocurrió una de las cosas que nunca se te olvidan: Me quedé enganchado en el casco y no podía tirar para atrás. No sé si os lo podéis imaginar pero me entró un miedo acojonante y moviéndome hacia un lado y hacia otro al final pude salir de allí. Ni que decir tiene que ahí se terminó nuestra aventura y rápidamente le dieron por el culo a esta leyenda. Recuerdo que todo esto fue grabado por las cámaras de PTV e incluso nos hicieron luego una entrevista con nuestras impresiones, pero esas imágenes nunca vieron la luz y se perdieron en la noche de los tiempos.
       Muchas calles de Cordoba llevan el nombre de Arroyo de...... San Rafael, el Moro, San Andres etc. y es que antes de que hubiera alcantarillado, estas calles se convertian con la lluvia en verdaderos arroyos, todos estos arroyos estan hoy bajo nuestros pies Debajo de las Tendillas existe un lago de dimensiones impresionantes, que pocos han visto, pero que recogeria las aguas de estos arroyos y desde alli, por quien sabe que caminos llegan hasta el rio Hay testimonios de personas que en los años 20 cuando la reforma de la plaza,vieron una gran lamina de agua en la que se reflejaba la luz de los pozos de las casas que habia en la plaza, y que se surtian de esta agua. Los sacerdotes de la iglesia del Salvador, cercana a las Tendillas dicen escuchar al sonido del agua en los momentos de maximo silencio Algunos estudiosos piensan que es un inmenso aljibe romano,pero solo se sabra si algun dia se llevara a cabo una prospeccion en regla,hasta entonces seguira siendo un misterio
    "Hay muchas cosas que se pueden contar y otras no" 06/05/2010 ARACELI REDONDO
¿En qué va a consistir su conferencia ´La Córdoba oculta, pasadizos, veneros y canalizaciones de aguas subterráneas´? --Voy a hablar de los veneros de Córdoba que son emanaciones de agua que están en el subsuelo y las han canalizado. También explicaré su traza. En el estudio de este tipo de aguas me he encontrado con galerías subterráneas. --Entonces, ¿existe una Córdoba oculta? --Sí, pero no una sola, sino muchas. Aquí hay bastante escondido, hay cosas que se pueden contar y otras no. --¿Cómo comenzó su interés por el estudio de veneros y galerías subterráneas? --Yo conté en Córdoba que había cerca de 21.371 alcantarillas porque me lo encargó una empresa para la que trabajaba. Cuando empecé a ver el alcantarillado y los pozos observé que había agua clara y me interesé en hacer una tesis doctoral sobre ello. -- ¿De dónde procede este agua? --El agua viene de la lluvia que cae sobre la sierra y la ciudad, se filtra en la tierra y sigue sus movimientos hacia el río. --¿Cómo surgen? --El agua siempre está bajo tierra, encuentra la superficie y aflora en la tierra. La gente va y la saca y la puede llevar a otro sitio. --¿Hay alguna zona en Córdoba donde se concentren estos nacimientos de agua? --Están por toda la ciudad. El problema es que en los años 50 se abandonaron y cayeron en desuso por el tema de los pantanos y las nuevas formas de abastecimiento. El agua de los veneros no contenía cloro y por ello incluso llegaban a morir las personas. --Hay una leyenda que cuenta que hay un lago debajo de la plaza de las Tendillas, ¿qué sabe? -- Lo que hay son cavidades de agua y venas en esta zona que van a parar al río. --Se ha paseado por numerosas galerías, ¿cuál es la más larga? --Cerca de la plaza de las Tendillas hay una de cerca de 80 metros. También hay algunas que superan los 200 y en el barrio de los Naranjos hay otras que tienen casi un kilómetro de longitud. --¿Ha conocido a alguien en un espacio de estos? --Era un señor que se dedicaba a limpiarlas por dentro. Desde niño su padre lo metía para que hiciera esta labor. --¿Ha encontrado algún objeto curioso? -- Muchas copas rotas, escombro, pero nada de valor. No he tenido esa suerte, ojalá. Lo que sí encontré son lugares muy bonitos.

Como habeis observados hay opiniones para todos los gustos, obviamente y como punto de partida debe de haber algo de verdad en todo esto, si fuese cierto no entiendo como aun no se ha puesto en valor este atractivo turistico de indudable interes. Un enigma que deberia ser resuelto en breve y que sin lugar a dudas cuenta con el interes de todo el pueblo cordobes.

Investigacion de PTV

sábado, 16 de junio de 2012

El complejo monumental de Cercadillas. Nuevas Reflexiones

En enlace adjunto se relatan las nuevas conclusiones a las que se ha llegado en referencia al complejo de Cercadillas, restos colosales de epoca romana en Cordoba. http://independent.academia.edu/JosephAlexanderVazquezIsbert/Papers/1566539/EL_COMPLEJO_MONUMENTAL_DE_CERCADILLA._NUEVAS_REFLEXIONES

lunes, 23 de enero de 2012

¿Son los cordobeses y sevillanos descendientes de los árabes? Por César Vidal



El siguiente objetivo de Fernando III tras la Reconquista de Córdoba era Sevilla. Sin duda, se trataba a la sazón de la ciudad más importante de Al-Andalus –el crecimiento de Granada estaba aún situado en el futuro– y había sido por añadidura capital de los almorávides. Como en el caso de Córdoba, el asalto sobre la capital vino precedido por una serie de operaciones preliminares en el curso de las cuales los leoneses, con el apoyo de las órdenes militares, tomaron Santaella, Hornachuelos, Mirabel y Zafra mientras que los castellanos se apoderaban de Aguilar, Cabra, Osuna, Cazalla y Morón.
Así estaban las cosas cuando Murcia, a pesar de ser una ciudad musulmana, solicitó ser anexionada por Castilla para verse libre de los ataques de que era objeto por parte de Granada. El episodio tiene una considerable importancia y pone de manifiesto una realidad innegable, la de que determinadas entidades políticas cuya vida independiente resultaba inviable ante las agresiones de un poderoso vecino preferían ser anexionadas por Castilla sabedoras de que respetaría sus fueros. Tal fue el caso, aunque no podemos detenernos ahora en el tema de las provincias vascongadas amenazadas por Navarra.

Fernando III estaba dispuesto a acceder a la petición de Murcia que, por añadidura, era ya un protectorado castellano. Entonces, en 1242, se produjo la sublevación de Diego López de Haro y el propio monarca cayó enfermo debiendo permanecer en Burgos. Recayó entonces la responsabilidad de dirigir la empresa en el infante Alfonso. Como era de esperar, no se produjo lucha alguna salvo en Lorca, Cartagena y Murcia donde se ofreció alguna resistencia.

Tras anexionarse Murcia, los castellanos entraron en Moguente y Euquera. Estaban a punto de dirigirse a Játiva cuando el rey de Aragón se adentró en las tierras reservadas a Castilla y ocupó algunas plazas como Villena y Sax. La acción constituía una verdadera agresión y hubiera podido derivar en una guerra entre ambos monarcas. Si no fue así se debió a la mediación de Diego López de Haro y de Violante de Aragón. Se firmó el 25 de mayo de 1244 el tratado de Almizra en el que se fijaban los límites futuros de la Reconquista. La frontera se estableció en una línea que discurría entre Altea y Villajoyosa. Aunque el acuerdo dejaba a Castilla encomendada la tarea de la futura Reconquista, no puede decirse que perjudicara a la corona de Aragón ya que la liberaba del enfrentamiento con el islam para permitirla lanzarse en mayor medida aún a la proyección mediterránea que había adoptado desde hacia tiempo.

Con Murcia en manos de Castilla y los portugueses en Ayamonte (1238), sólo quedaba para concluir la Reconquista la toma de los reinos de Granada y Sevilla. El propósito de Fernando III era continuar en dirección a Granada y, efectivamente, tras tomar Arjona, Caztalla, Begijar y Carchena, inició el asedio de Jaén en 1246. Pero se produjo entonces un acontecimiento de enorme trascendencia que, con seguridad, implicó el retraso de la Reconquista. Viendo que el final de su reino se cernía sobre el horizonte, Abu Abd Allah Muhammad ben Nasr al-Ahmar, antiguo señor de Arjona y a la sazón rey de Granada, se presentó en el campamento castellano y comunicó su voluntad de someterse como vasallo a Fernando III. El rey cristiano aceptó el ofrecimiento que vino acompañado de la entrega de Jaén, del compromiso de pagar un tributo y de la obligación de asistir a las cortes castellanas cuando las hubiera y de prestar ayuda militar. De esta manera, gracias a la generosidad castellana, se consagró la existencia de un estado musulmán que iba de Tarifa a las cercanías de Almería y desde la proximidad de Jaén a las costas del Mediterráneo.

Dado que en 1264, el rey moro de Murcia dejó de ser vasallo de Castilla y su territorio fue anexionado habría que preguntarse por qué no sucedió lo mismo con Granada. Las razones son, ciertamente, diversas. Por un lado, estuvo el comportamiento, ciertamente de buen vasallo, que demostraría en los años siguientes Muhammad y, por otro, posiblemente, el deseo de que siguiera existiendo un núcleo islámico al que pudieran marcharse los musulmanes, si así lo deseaban, de los reinos que iban siendo reconquistados por Castilla.

Menos habilidad desde luego que el régulo granadino tuvo su homólogo sevillano. Convencido, como buena parte de sus antecesores islámicos, de la necesidad de estrechar lazos con sus correligionarios del norte de África frente al empuje cristiano, el rey de Sevilla se reconoció vasallo de Túnez. Se dibujaba así la posibilidad de una nueva invasión norteafricana que, como todas las anteriores desde el s. VIII, sembrara sangre y fuego sobre la Península. La respuesta de Fernando III ante esta amenaza fue terminante. En 1246, sus fuerzas operaban en el Aljarafe sevillano, haciéndose con el control de Alcalá de Guadaira, Lora y Alcalá del Río. Al mismo tiempo, una flota castellana a las órdenes de Ramón Bonifaz atacaba y destruía las naves islámicas que acudían en socorro de la ciudad del Guadalquivir y, acto seguido, remontó el río en dirección a la capital.

En 1247, Fernando III se hallaba en Tablada mientras el maestre de Santiago cortaba el camino de Niebla que, a la sazón, era el único por el que podía recibir refuerzos Sevilla. El 2 de mayo, Ramón Bonifaz aniquilaba en un combate épico el puente de barcos que unía la capital con Triana y los sitiados se vieron obligados a entablar negociaciones para la capitulación. Fernando III estaba dispuesto a respetar sus vidas y haciendas pero exigía a cambio que no se llevaran a cabo destrucciones en la ciudad. El 23 de noviembre, finalmente, la ciudad capitulaba y el 22 de diciembre, Fernando III entraba en Sevilla. Tres años después, con el control de las dos orillas del Guadalquivir hasta su desembocadura, Castilla podía dar por concluido este capítulo de la Reconquista.
Durante las décadas siguientes, Castilla procedió a la repoblación de las tierras reconquistadas. Reviste este capítulo especial importancia por las repercusiones políticas que llegan hasta el momento actual. Sabida es la insistencia de algunos políticos andaluces por hacer remontar sus antepasados hasta alguna familia musulmana. Semejante eventualidad es más que altamente improbable, prácticamente imposible. Al igual que Córdoba, Sevilla se vio vaciada de sus habitantes musulmanes que prefirieron optar por no vivir bajo el gobierno de un rey cristiano y fueron repobladas por gentes venidas del norte. Ciertamente, si alguien pudiera trazar con seguridad su genealogía hasta algún antepasado cordobés o sevillano de la segunda mitad del siglo XIII se encontraría con seguridad con un castellano, un leonés o incluso un vizcaíno pero no con un andalusí. Afirmar otra cosa sólo puede nacer de una deplorable incultura histórica, de un lamentable papanatismo político o de la suma de ambas.El autor de este articulo es Cesar Vidal.