Buscar este blog

Loading...

jueves, 24 de noviembre de 2011

El enigma de Abderraman


El emir de los ojos azules

Se cuenta que Abd al-Rahmán, primer emir de Al-Andalus, que unificó el país bajo su mandato y fijó su capital en Córdoba, en cuya mezquita se hizo entronizar en el año 755, era el único superviviente de la destacadísima familia Omeya, exterminada por los abasíes. Las cónicas musulmanas lo llaman El Emigrado, extraño apodo cuando todos los árabes de España eran igualmente emigrados. No se sabe como llegó aquel joven a la península ni cómo adquirió su elevada condición, que defendió con las armas los 30 últimos años de su vida. Aunque era de puro origen semita, la descripción que de él se hace corresponde a un germano: alto, de piel blanca, pelirrojo y de ojos azules, características físicas que heredarían sus descendientes. Ibn Hazam de Córdoba habla de ello en su obra El Collar de la paloma, escrita hacia el año 1030:De Al-Nasir y de Al-Hakam al-Mustansir me contaron el visir mi padre y otras personas que eran rubios y de ojos azules. Lo mismo ocurría con Hisam al-Muyyad, Mamad a-Mahdi y Abd al-Rahman al Murtada, pes yo los contemplé y visité muchas veces y vi que eran rubios y de ojos azules. Y lo mismo sus hijos, sus hermanos y todos sus allegados. Lo que no sé es si su gusto por las mujeres rubias era una preferencia connatural en todos ellos o una tradición que tenían de sus mayores y que ellos siguieron>>.

El padre de Ibn Hazam, visir del califa Omeya Hisam II, destronado por Almanzor, defendió siempre el derecho divino de los Omeyas al trono. Ese y otros aspectos ofrecen un curioso paralelismo con la estirpe de los merovingios, también tenida por sagrada. Los merovingios pertenecían a la tribu de los sicambros, aunque ellos se consideraban descendient4s de Troya. Su último rey, Dagoberto II, fue asesinado en el año 679. El autor directo o instigador fue su mayordomo, Pipino de Heristal, que procuró exterminar a los descendientes de su rey. Pero se dice que, hubo un superviviente, el príncipe Sigisberto IV, nacido en el año 676. El nombre de Dagoberto II fue excluido de la historia de Francia para encubrir otra fechoría: la iglesia había logrado la conversión del poderoso rey merovingio Clodoveo en el año 496 a cambio de un pacto que lo ataba a él y a su estirpe a perpetuidad. El pacto fue vergonzosamente traicionado al reconocer la Iglesia a la dinastía nacida de los crímenes de aquel mayordomo, cuyo descendiente más famoso fue el emperador Carlomagno.

De Sigisbetrto IV nada se sabe. Puede que aún viviera cuando Abd al-Rahman guerreaba en Al-Andalus, que incluía parte del sur de Francia. Diversos historiadores afirman que Abd al-Rahman no descendía de los Omeyas, Esta ascendencia habría sido un invención posterior para legitimar la dinastía en España. ¿De quién descendía entonces El Emigrado y de donde llegó en realidad? La ficción genealógica tiene dos causas que a veces coinciden: ocultar la verdadera identidad o ennoblecerse. En aquella época se alteraban los apellidos o se amañaban escudos. Cualquier engaño valía con tal de parecer hidalgo, hijo de godo. O todo lo contrario, por que en la España islámica la manía genealógica era tomar apellidos que enraizaran con el Profeta o sus familiares, como prueba de pureza étnica y religiosa. Emilio García Gómez sugiere que el poeta Ibn Hazam era un cristiano convertido al Islam. Traductores de Ibn Arabi, considerado por los musulmanes como el maestro de maestros, sospechan que le inventaron a posteriori apellidos nobles para encubrir que no era árabe. Hay quien dice que en vida se llamaba Jalil ha-Arabi: Amigo de los Árabes. En Al-Andalus, con el cambio de cultura y de idioma, la confusión, intencionada o no, resultaba inevitable. Así, podemos encontrar autores hebreos citados en las crónicas latinas con nombres cristianos y nombres cristianos arabizados en las crónicas musulmanas. Articulo perteneciente a Carmina Fort.

El enigma del agua en Cordoba



A continuacion exponemos la distribucion y usos del agua en la Cordoba Musulmana transcribiendo el articulo de Cherif Abderraman jah y Margarita Lopez en su libro el Enigma del Agua en Al-Andalus .

Dice Ibn Jaldun, el famoso sociólogo tunecino de origen andaluz del siglo XIV, en su obra Al-Muqqadimah, que para que la vida en una ciudad sea grata, es necesario atender, al fundarla, a varias condiciones. En primer lugar, a la existencia en su solar de un río o de fuentes de agua pura y abundante, pues el agua, “don de Allah”, es cosa de capital importancia.

El agua en el mundo islámico sirve, ente otras cosas, para satisfacer la higiene de los musulmanes, para el consumo doméstico y agrícola, y para el uso cortesano y religioso. En la ciudad hispano-musulmana, el agua se encuentra en casas, palacios, fuentes públicas, hammams, o baños, depósitos y canalizaciones urbanas.

Al llegar los musulmanes a la Península Ibérica encontraron numerosas ciudades hispano-romanas con una infraestructura de canalizaciones, pero con notables destrucciones y deterioros. Sobre esas ruinas, fueron levantando los árabes nuevas ciudades, respetando lo útil y aportando la definitiva configuración de la ciudad hispano-musulmana. A esta clase pertenece la principal ciudad de al-Andalus: Córdoba,

El agua, esa “bendición de Allah”, ya que se consideraba un acto piadoso y benéfico, meritorio de recompensa divina, el proveer de agua a los musulmanes. El agua se consideraba necesaria para cubrir las necesidades del cuerpo y del espíritu, e imprescindible para toda la Creación.

El agua pública y los aguadores

En la morfología de la ciudad había fuentes públicas (sabbala), adosadas a los muros de las casas y decoradas con vistosos azulejos polícromos, que proporcionaban agua a los cansados viandantes para beber o para sus abluciones. Proveían también a las mujeres y a los muchachos más humildes que no disponían de ella en sus casas. Estas fuentes se localizaban cerca de la mezquita o de la madraza, y en las puertas de acceso de la ciudad, donde se aglomeraban los viajeros recién llegados y la multitud que acudía a los mercados de ganado, que solían instalarse fuera de las murallas, junto a sus puertas principales.

En Córdoba, durante el siglo IX, el emir Abderrahman II mandó construir un gran depósito que recogía el agua sobrante del suministro de sus alcázares, para que fuese aprovechada por el pueblo. Se instaló el depósito junto a la llamada Puerta de la Celosía (Bab al-Musabbak). Un siglo después, su descendiente, el califa Abderrahman III, hizo construir junto a ese depósito un pilón con tres tazas superpuestas a las que abastecía un surtidor, para que los cordobeses pudieran proveerse de agua con mayor facilidad.

El agua pública era también objeto de pequeño comercio, ya que innumerables aguadores (sakka) recorrían las calles con el tintineo de sus vasos de metal, transportando el preciado líquido en odres de cuero. Ofrecían a voces la bebida en las tardes de calor, o llegaban hasta las casas para vender su mercancía a domicilio, por unas monedas.

La figura del aguador ambulante y vocinglero, nos ha sido familiar hasta hace pocos años, los aguadores llevaban el agua cristalina de los qanats desde las fuentes a las casas, transportándola en borriquillos, aún en pleno Siglo de Oro. Esta costumbre causaba extrañeza a los extranjeros que visitaban la capital en aquella época.
Los aguadores transportaban el agua a lomos de una acémila desde el Guadalquivir, y la vendían en los barrios de su ciudad. Había una auténtica ordenanza que regulaba la actuación de estos aguadores, y que recoge con gran meticulosidad Ibn Abdun en su tratado de hisba.

Se establecía que los aguadores tuvieran un lugar reservado a la orilla del río Guadalquivir, en un pequeño muelle o tinglado de madera, río arriba, donde la corriente fuese menos fuerte. Se prohibía a los barqueros o a cualquier otra persona que les disputasen a los aguadores el disfrute de este derecho.

El punto en el que los aguadores debían sacar su agua, se determinaba exactamente en la ordenanza. En ella se establece el límite entre el flujo y reflujo marinos, prohibiéndose el acceso a este lugar a toda persona que no perteneciera a la corporación o cofradía de los porteadores de agua. Con ello se demuestra palpablemente que el oficio de aguador estaba perfectamente organizado y regulado en la Sevilla andalusí.

Continuaba la ordenanza estableciendo que la infracción de esas disposiciones sería castigada con prisión o con pena corporal, según estableciera el muhtasib. También se encargaba al muhtasib, o almotacén, que vigilara a los aguadores, para que no tomaran el agua en aquellas zonas del río pisoteadas por las acémilas, ya que estaban sucias y turbias.

El tratado de Ibn Abdun nos sigue suministrando curiosos datos sobre las costumbres “fluviales” de la población, tanto femenina como masculina, de la Sevilla andalusí: Dice que hay que prohibir a las mujeres que laven la ropa en el lugar donde los aguadores sacan el agua del río, porque lavan su ropa interior sucia, y por ello es necesario que laven en un lugar del río, más discreto y preservado de la vista del público.

Igualmente, se establece la prohibición de arrojar basuras y desperdicios al río Guadalquivir .

Las conducciones urbanas y domésticas

Pero la mayor parte de las casas de la España musulmana contaba con aprovisionamiento de agua potable, ya fuera procedente de un pozo o aljibe situado en el patio interior, o por medio de canalizaciones que la traían desde más lejos.

El pozo o aljibe doméstico se aprovisionaba del agua de lluvia, que desde los desagües de las azoteas iba resbalando por cañerías de arcilla hasta acumularse en el depósito. Para evitar el arrastre de impurezas con el agua, se ponían unos filtros en la desembocadura de los depósitos, que se limpiaban periódicamente.

El patio, incluso el más humilde, podía de esta forma permitirse el lujo de tener un pequeño surtidor para hacer más fresca y agradable la estancia familiar, complementándose su sonido, especialmente al anochecer, con el denso perfume de los jazmineros que trepaban por las paredes. Si la casa era pudiente, el patio y las salas de estar se adornaban con un estanque o alberca, llevando el refinamiento hasta lo indecible, como se ve más adelante.

La preocupación de los soberanos de al-Andalus por el aprovisionamiento de agua para las ciudades, se hace patente en la gran cantidad de redes de canales y acueductos que abastecían los distintos enclaves urbanos. Ese es el caso de los dos famosos acueductos que, en el siglo X, llevaban el agua a Madinat al-Zahra para abastecer aquella inmensa ciudad-palacio, cuyo subsuelo era una maraña de tuberías, muchas de ellas de plomo, según han podido descubrir las excavaciones arqueológicas. En Sevilla, el califa almohade Abu Yaqub Yusuf, mandó construir los llamados “caños de Carmona”, que traían el agua a la ciudad y a la Buhayra. En Córdoba y en Toledo, hacía subir el agua del Guadalquivir y del Tajo mediante una noria.

El sistema de abastecimiento de Madinat al-Zahra debió ser grandioso. El agua se captaba desde la zona serrana de la hoy llamada Santa María de Trasierra, a dieciseis kilómetros de Córdoba, y desde allí discurría, unos tramos bajo tierra y otros en superficie, atravesando montañas, barrancos y valles mediante acueductos –como el Valpuente o el del arroyo de las Viejas–, hasta el canal de entrada al recinto palaciego de al-Zahra.

Higiene y costumbres saludables

La higiene del cuerpo ha sido y es un precepto socio-religioso para las gentes del Islam. Aparte de la higiene natural del cuerpo, el musulmán realiza una serie de actos purificación preceptivos, como son las abluciones rituales anteriores a las plegarias y después del acto sexual. Además, el buen musulmán no debe comenzar a comer sin haberse lavado previamente las manos y, una vez terminado el condumio, debe lavar de nuevo sus manos y enjuagarse la boca.

En torno a este acto se desarrollaba en el hogar andalusí todo un repertorio de artesanía doméstica del agua, desde jarras y jofainas de burda loza o de cerámica fina, hasta aguamaniles repujados, de cobre o plata, que se exhibían con pulcritud ante los invitados de la casa, dependiendo del nivel económico de la familia.

El jabón de olor y la toalla acompañaban al agua en este ritual, para el perfecto remate de la higiene de los comensales. Al final, en las casas pudientes, aparecerían los picudos perfumadores de cristal de roca o de plata, rociándolo todo –comensales y alfombra–, con agua de rosas de Alejandría o de China.

Para el lavado corporal, entre las clases humildes se utilizaba un barreño grande y aguamaniles, mientras que las gentes acomodadas tenían bañeras (abzan) en baños unipersonales, y las clases aristocráticas presumían de poseer en sus palacios un conjunto de salas de baño, con una estructura semejante a las termas romanas. Eran los hammams, que también podían ser de uso público.

sábado, 29 de octubre de 2011

Como se construyo la Mezquita de Cordoba segun el manuscrito de Tamagrut


Del manuscrito de Tamagrut edit. del texto árabe por Hussein Monés en la Rev. del Instituto Estudios Islámicos de Madrid (1965-66). Bajo el título de: Nueva descripción de la Córdoba Islámica (PP. 161-181 del texto árabe).

Dios la restituya. Y la medida de su dimensión, como lo que se contó en su historia.

Dijo el Señor de los historiadores (al-Razi) ¡Qué Dios le haya perdonado! Refirió Ibn Utba de 'Ubayd Alláh al-Zahrawi que a su vez lo tomó de sus jeques. Que el lugar (que hoy ocupa) la mezquita de Córdoba era un foso profundo adonde los cordobeses arrojaban las basuras, animales muertos y carroñas. Y cuando vino Salomón, hijo de David -¡Para ellos la paz!- al país de al-Andalus, pasó a Córdoba y se estableció frente a ella, vio aquel foso y lo examinó. Luego le dijo a los genios: 'taponad el lugar, lo nivelaremos y construiremos en él un templo donde se glorifique a Dios el Altísimo’. Y ejecutaron genios lo que les ordenó el enviado de Dios Sulayman (Salomón). Y cuando acabaron el nivelado ordenó a ellos que construyeran un templo, y así lo hicieron. Y dispuso que el templo lo habitaran los hijos de Israel y dispusieron~en ella las reglas (de la Tora) y de los salmos. Y así quedaron hasta que Dios envió a 'Isá (Jesús) -¡Sobre él sea la paz!- y se difundió el cristianismo y se convirtió este templo en una iglesia para los cristianos -¡Sirvan a Dios Altísimo en ella!- Y leyeron generaciones hasta que con quistó al al-Andalus el Islam' y entró Tariq ben Ziyad mawlá de Musa ben Nusayr y ordenó la construcción citada en la mitad de aquella iglesia. Así se hizo, permaneciendo la otra mitad de la iglesia en manos de los mozárabes ("nasará al-dimma"). Y así continuaron las cosas hasta gobernó al-Andalus el iman 'Abd al-Rahmán ben Mu'awiya al-Dajil, que compró la segunda mitad de la iglesia y amplió así la mezquita aljama excelsa, invirtiendo en su construcción cien mil dinares en peso.

Luego realizó ampliación y embellecimiento su hijo Hishám (I) y su descendiente al-Hakam. Después se realizarían numerosas ampliaciones. Y fueron nueve arcadas antiguas las que construyó su abuelo 'Abd al-Rahmán al-Dajil y su hijo Hishám y quienes les precedieron a ambos de los emires.

'Abd al-Rahmán ben al-Hakam amplió una nave de la parte oriental y una nave de la occidental y decoró once arcos. Elevó sus techos con aparejos magníficos. Dispuso que la extensión de la nave fuera de 9 codos y medio. Y completó en siete las puertas de la mezquita aljama, siendo la anchura de cada puerta de cinco codos. Dispuso que la ampliación, desde el fin de las columnas hasta el final de la qibla, fuera de 49 codos y que el ancho de las pilastras en la mezquita fuera de cinco palmos.

Amplió, también, la parte norte de las galerías de las mujeres en 23 columnas en el año 234 (848-849).

Luego realizó otra ampliación el emir de los creyentes, al-Hakam al-Mustansir bi-lláh -¡Dios se apiade de él!-, en once naves (balat) y trasladó para ello el antiguo mirhab hacia el lugar que hoy ocupa, edificándolo con arte y solidez, decorándole magníficamente. Gastó en ello una gran fortuna. Fabricó para el mirhab un gran púlpito (mimbar) compuesto de ébano y sándalo rojo y amarillo, de maderas: al-Naba', 'Anab, al-Shawhat; y de madera palo brasil (al-Buqqam). Este alminbar lo construyó en la maqsura.

Luego hubo otras edificaciones, decoraciones en la mezquita sobre lo que habían edificado los califas en más de la mitad por el hayib al-Mansur ibn Abi 'Amir. Comenzó la obra a principios de la luna nueva de rayab del año 384 (11 de agosto 994), habiendo durado las obras 2 años y medio. Se emplearon en esta ampliación -¡Apiádese Dios!- los nobles de Galicia y al-Afrany y los temporeros de los cristianos, todos trabajaron en la obra encadenados con grilletes hasta que se acabó la construcción. Construyó también el aljibe que recogía las aguas de lluvia del patio de la mezquita descrita, terminándose todo con gran esmero. De este modo la mezquita adquirió de largo, con esta ampliación desde la qibla hasta el costado, 347 codos y de ancho 250 codos. Y la medida de la superficie de ella era de dos almudes y un cahíz, y otros dicen que la dimensión de la tierra del recinto es de 11 cahices y tres cahíces de tipo de Córdoba. El número de naves cubiertas era de 19, el de puertas pequeñas y grandes, de 35, de las cuales 21 eran grandes y el resto pequeñas. De estas puertas, siete están en el costado occidental y en el oriental nueve, diez en el lado septentrional y el resto en el lado sur, donde está la Bah al-Sabat por donde entran los califas a la mezquita. Las puertas de la mezquita están recubiertas de hojas de cobre chapeadas de oro.

El número de columnas que soportan el techo y las partes contiguas, el mírhab y alminar son, entre grandes y pequeñas, 1.409 columnas. De ellas en el interior de la Maqsura hay 119 columnas. En el exterior e interior del alminar (sawmu'a) hay 140 columnas. Soportan el techo de las naves y partes contiguas mil doscientas cincuenta y tres columnas.

El alminar mide en cada lado 80 palmos (de su cuadrado) y la altura hasta donde se sitúa el almuédano es de l6() codos. El antiguo alminar tiene 54 codos de alto y la anchura de cada cuadrado era de 18 codos. El número de escalones del lado derecho del alminar es de 107 y el del lado izquierdo 110 peldaños. El número de arañas (lámparas) pequeñas es de 235 y en cada arana (o lámpara) hay siete calíces (candilejas). El número de lámparas grandes es de 89, de las cuales hay cinco en el alminar; en la nave de la qibla hay cuatro que son las más grandes y lleva cada araña siete arrobas de aceite que se consumen cada noche. En la maqsura [cámara] hay tres arañas de plata pura y cada una de ellas lleva 18 libras de aceite.

Y se queman en la mezquita que describimos -¡Dios la devuelva al Islam!- de aceite cada año en las arañas (lámparas) citadas 1.030 arrobas y de ellas en el mes de ramadan particularmente arden 500 arrobas en total.

Se hizo en la mezquita un gran mimbar (púlpito) que tenía 1.036 piezas incrustadas; costó cada pieza siete dírham y cada una de ellas hecha con una clase de madera preciosa, como madera de olor y otras clases. Cada pieza sujeta con clavos de oro y plata. La cabeza de cada clavo era una estrella con piedras preciosas. Desde luego no se fabricó en el Islam un mimbar más bello que él. El número de escalones del mimbar es de 9. Tiene a su servicio cinco empleados. El costo de su obra fue de 30.750 dinares y 3 dirham.

El número de servidores, guardianes y almuédanos en la mezquita en tiempos de los califas y en los días del hayib al-Mansur ibn Abí 'Amir era de 300 hombres. En los días de la fitna dicha cifra quedó en 87 hombres.

No hay en al-Andalus ni en país del Islam mezquita más grande que ella.

Y se labró en la cúpula que está en medio de la mezquita una lámpara (turaya) enorme de un diámetro de 50 palmos con 1.084 copas (candilejas), revestida toda ella de oro. Y sustentaban las lámparas de la mezquita. entre grandes y pequeñas, las que están en las cúpulas (bóvedas) y las que están delante de las puertas, 1.058 candilejas y en cada una de ellas unos ganchos de plomo en cada punta, pesando los velones de plomo 14 arrobas.

Se colocaron en lo más alto del alminar tres granadas con un diámetro cada una de tres palmos y medio, siendo dos de ellas de oro y tres (sic) de plata delante de ellas dos. Sobre ellas una azucena hexagonal, terminando todo con una granada pequeña de oro en la punta del mástil o lanza, lo cual constituye una de las maravillas de la tierra.

De las (referidas) puertas de la mezquita, una de ellas es sólo para entrar las mujeres y ella de las puertas [...].

Tiene esta mezquita citada una habitación del púlpito (mimbar) un ejemplar del (Corán) del emir de los creyentes 'Utman ben 'Affan -¡Dios se apiade de él!-, escrito de su puño y letra. El cual tiene adornos de oro, perlas y jacintos. Tiene una envoltura brocada y está colocado sobre un sillón de madera de olor con clavos de oro.

Había dispuesto para la mezquita cada viernes una libra de madera de áloe y una libra de ámbar para fumigar la mezquita.

Se construyeron hacia los costados oriental, occidental y septentrional, tres cisternas y en cada cisterna 20 habitaciones para uso de los feligreses. En el patio un aljibe y en medio de él un surtidor de agua de veneros. Y se acabó todo esto con solidez y perfección en el año 390 (13 de diciembre 999 al 1 de diciembre 1000).

martes, 11 de octubre de 2011

El enigmatico Zyryab, un hombre excepcional



Siempre ha habido hombres que han ido por delante de la sociedad, a ellos les debemos los avances producidos en todos los ordenes de la vida, Galileo, Da Vinci, Colon, Guttemberg...etc, en nuestra ciudad hace ya muchos siglos paseo uno de estos seres influyentes, su paso nos dejo tradicciones imborrables y formas de concebir la vida que se han mantenido hasta la actualidad, se le conoció como Ziryab, incluso una calle conserva su recuerdo, pero ¿ quien fue, de donde vino, que hizo...?

Fue un personaje mítico en la historia del mundo árabe. Además de inventar la música andalusí, fue el responsable del refinamiento que consiguió Al-Andalus en el siglo IX. Cuando en Europa ni se lavaban, en Córdoba había 600 baños públicos y una biblioteca con más de 400.000 volúmenes catalogados.

¿Y cómo contribuyó Ziryab a este esplendor?

Enseñó a disponer la mesa, a servir y presentar los platos, publicó un calendario de moda con los colores y tejidos de cada estación... Incluso animó al sultán a sustituir las copas de oro por las de cristal para poder contemplar el vino al beberlo.

El verdadero nombre de Ziryab era Abul-Hasan Alí ibn Nafí, había nacido en Mesopotamia el año 789; era llamado Ziryab debido a su tez oscura y su hermosa voz que recordaban a un pájaro cantor de plumaje negro, el mirlo.
Fue discípulo de Ishaq al-Mawsulí, músico predilecto del Califa de Bagdad, Harun al-Rashid, devoto de la música, quien pide al maestro que lleve a su presencia a su mejor discípulo. La actuación de Ziryab ante el Califa causó tal impresión en este que su maestro muerto de celos le dio a elegir entre dos alternativas: o establecerse lejos de Bagdad y no volver nunca o quedarse allí y atenerse a las consecuencias. Ziryab optó por el destierro, viajó por las ciudades de Siria y el norte de África, el Cairo, cruzó los desiertos de Egipto, pero donde quiera que iba lo precedía la gloria creciente de su nombre. Escribió al emir de Córdoba, al-Hakam II para ofrecerle sus servicios, quien acepto inmediatamente. Cuando llegó a Córdoba el emir había muerto, pero su sucesor, Abd al-Rahman IV le renovó la invitación de quedarse en la corte.
Atrás quedarían para siempre la vida errante y las desventuras, el emir le ofreció un palacio y un sueldo mensual de doscientas monedas de oro, más otras prebendas, todo esto sin haberlo oído cantar. En Córdoba Ziryab encontró la prosperidad, el reconocimiento de su arte y una fama sin precedentes. Hombre de fuerte personalidad transformó costumbres e influyó en el vestido, la cocina o el mobiliario. Su aportación musical fue extraordinaria, creó el primer conservatorio del mundo islámico, realizó invenciones técnicas y creó los cantos árabes conocidos como nubas, aún presentes en los cantores marroquíes e incluso en algunos giros del flamenco español.
Falleció en Córdoba en el año 857.



Abu l-Hasan Ali ibn Nafi` (en árabe, أبو الحسن علي ابن نافع),fue un poeta, gastrónomo, músico y cantante árabe, de posible origen kurdo, aunque según otras fuentes era un liberto de ascendencia negra . Fue famoso por las refinadas costumbres orientales que introdujo en la corte cordobesa.

Sus innovaciones musicales tuvieron también una fuerte influencia. Según el arabista Emilio García Gómez, con Ziryab entraron en Hispania las melodías orientales de origen grecopersa que serían la base de buena parte de las músicas tradicionales posteriores de al menos una parte de la Península Ibérica.
Con Ziryab, la alta sociedad cordobesa aprendió además las más exquisitas novedades de Oriente: peinarse con flequillo, recetas de la cocina bagdadí , y manteles de cuero fino.

El escritor español Jesús Graus da forma en “Ziryab y el despertar de Al-Ándalus”, a una novela histórica que transita sobre el reinado de Abderrahmán II de la mano del músico árabe que da nombre a la obra. En su libro lo muestra como el primero que abrió Al-Ándalus a la corte de Bagdad, que absorbía todo el conocimiento de la Grecia antigua y que transformó una corte "aún medieval y oscura" en el reino de los placeres. Considerado por los historiadores occidentales como el Petronio de la España musulmana, Ziryab introdujo además el refinamiento "propio de un esteta", asegura su autor. Así, fundó una casa de belleza con las tendencias del peinado masculino y femenino, enseñó a la elite de Al-Ándalus el arte de ornamentar los platos, además de novedades culinarias como los dulces árabes, las albóndigas de carne y el uso de productos depilatorios o dentífricos, hasta entonces desconocidos en el reino.

Enseñó a los señores de Córdoba que los vasos de cristal eran más apropiados para degustar el vino que las pesadas copas de oro, y que los platos de un banquete no deberían probarse en un grosero desorden, sino obedeciendo a una grabación ritual que comenzaba en las sopas y los entremeses, seguía con los pescados y luego con las carnes y concluía con los golosos postres de los obradores de palacio y las diminutas copas de licor.
Les enseñó a deleitarse con el sabor de los espárragos trigueros, que ellos ignoraban, aunque sus tallos crecían espontáneamente en Al-Andalus, y con guisos de habas tiernas. Legó a la ciudad el plato que lleva su nombre “ziriabi” o asado de habas saladas.

Dictaminó que desde mayo a septiembre convenía vestirse de blanco, y que los tejidos oscuros y las capas de pieles debían reservarse para los meses de invierno. Les enseñó el gusto por el cuidado del cabello, la manicura y la limpieza y la suavidad de la piel, llegando a fundar un instituto de belleza además. También fue el que introdujo el juego del ajedrez en Al-Andalus.

Algunas costumbres y supersticiones persas que vinieron con él todavía perduran: el juego del polo, el temor a los antojos de las embarazadas, la certidumbre de que los niños que juegan con fuego se orinan en la cama y que ingerir rabos de pasa es bueno para la memoria, el miedo a los espejos rotos y al número trece.

Zyriab creó las primeras escuelas de canto, desarrollando un método de educación vocal que establecía fases de vocalización, frase, declamación y lírica. Añadió una quinta cuerda al ´ud ( coincidiendo con las especulaciones de Al kindi ) e introdujo la pluma de ave para tañerlo. Sus enseñanzas sobre música e instrumentos tendrían gran influencia sobre sus contemporáneos cristianos.Pero la máxima aportación de este personaje a la música árabe fue la creación de la nawba, una especie de suite clásica ( vocal e instrumental ) que englobaba influencias cristianas, judías y bereberes, con el clasicismo oriental como base.

Semejante capacidad intelectual inundo nuestra Córdoba de antaño, un hombre que marco una época llenándola de tintes nuevos, pionero de costumbres que se arraigarían en nuestra cultura para siempre. Un personaje de esos que hacen avanzar a la humanidad.

martes, 4 de octubre de 2011

La inmensidad del Anfiteatro romano de Cordoba



Segun A.M.Canto

El ránking de los anfiteatros romanos tras que se rectificaran los datos en la Wikipedia francesa, que es la única que tenía un artículo al respecto: http://fr.wikipedia.org/wiki/Les_plus_grands_amphith%C3%A9%C3%A2tres_romains
Ellos tenían ordenados los anfiteatros más grandes del mundo romano en función del número de espectadores, así:
1 Roma
2 Capua
3 Pouzzoles
4 El Jem
5 Tours
6 Verona
7 Cartago
8 Itálica
9 Tréveris
10 Metz
.......
es un dato impreciso, pues la cifra muchas veces depende de cálculos optimistas que alguien hizo alguna vez, no comprobables porque además suelen faltarles al menos el summum maenianum o graderio superior. Así que les sugerí que los reordenaran por su superficie en función de los ejes exteriores, que es algo más fiable, lo han hecho enseguida, ahora quedan así:
1 Roma
2 Capua
3 Metz
4 Itálica
5 Tréveris
6 Tours
7 Cartago
8 Verona
9 El Jem
10 Pouzzoles
........
De todos modos, la lista no está aún del todo bien, hay que corregirla más (ya se lo diré): Itálica y Tréveris deben estar antes de Metz, y les falta el de Córdoba, encontrado hace poco, en 2004, que, con sus 178 x 140 (o 147) m (hay discrepancia), y siempre que la estimación hasta ahora hecha sea correcta, se nos pondrá en segundo lugar (los arqueólogos cordobeses dicen que sería menor que el de Cartago, pero no es así).
Con ello, dos de los cinco anfiteatros más grandes del mundo serán hispanobéticos, y el de El Djem, como ve, bajará de "la 3ª" a la 10ª posición.

Segun la pagina web "Terrae antiquae":
Los arqueólogos aseguran que sólo son mayores los monumentos de Roma y Cartago

Los arqueólogos presentaron ayer el anfiteatro romano hallado en Córdoba, capital de la Bética. Unas excavaciones en la parte trasera de la antigua Facultad de Veterinaria han hecho aflorar parte del que fue la mayor construcción de estas características en la Hispania romana y el tercero de todo el imperio, después del Coliseo de Roma y el anfiteatro de Cartago, según los arqueólogos. El anfiteatro data del siglo I.

El eje mayor de la elipse que dibujan estas estructuras, en las que se batían los gladiadores y los esclavos se enfrentaban a las fieras, mide 178 metros, cuatro más que el anfiteatro de Itálica en Sevilla. El otro eje podría tener unos 140 metros. Los arqueólogos responsables de la excavación, Juan Murillo y Mahudilio Moreno, lo catalogaron como la obra que marca el fin de un modelo de construcción de anfiteatros iniciada en el siglo II antes de Cristo y concluida en la primera centuria de nuestra era.

Los anfiteatros de Mérida y Pompeya son los que mejor se conservan, "pero el de Córdoba lleva a los extremos la monumentalidad y grandiosidad del modelo", precisó Murillo. "Se trata de la serie republicana con grandes muros de sillería y con rellenos en los que se disponen gradas para el público; es un edificio macizo", agregó. El Coliseo de Roma es el ejemplo de un nuevo modelo basado en bóvedas.

Las catas iniciadas en noviembre pasado albergaban las sospechas de que bajo el terreno de la Facultad de Veterinaria se podría encontrar el segundo circo romano de la ciudad. Fueron hallados unos muros concéntricos y otros radiales cuyos ángulos no apuntaban a un centro común. Con ello se descartó la estructura circular típica del circo y comenzó a tomar forma la elipse del anfiteatro. Otro muro detectado en una excavación de un edificio cercano confirmó la fórmula espiral del monumento.

La certificación del hallazgo la otorgan, según los investigadores, las numerosas inscripciones lapidarias de gladiadores que ya fueron halladas en el entorno de estas nuevas excavaciones. "Son 20 inscripciones que contemplan todas las categorías de gladiadores y suponen la colección más importante que existe, exceptuando la de Roma", precisó Desiderio Vaquerizo, catedrático de Arqueología de la Universidad de Córdoba.

El último elemento que ha dado la clave a los arqueólogos ha sido una placa que marcaba la reserva de localidades a una familia honrada por la curia romana.

El anfiteatro, construido en la época de Claudio Flavio y que podía albergar entre 30.000 y 50.000 personas, fue abandonado en el siglo IV, coincidiendo con la crisis de los espectáculos de gladiadores, que fueron prohibidos por Constantino. Los arqueólogos han detectado asentamientos poco definidos en el espacio del anfiteatro en el siglo IV. Pero fue en la época de ocupación musulmana en la que un arrabal de casas levantadas entre los siglos IX y X se superpone a la sillería del anfiteatro.

Las excavaciones han destapado hasta el momento la parte que ocupaba la fachada del anfiteatro hasta el podio que marcaba el inicio de la explanada de arena. De las tres plantas que le otorgaban una altura inicial de unos 15 o 20 metros, sólo se conservan unos cuatro metros.

Mahudilio Moreno explicó que el desgaste responde al "expolio despiadado" que sufrió desde el declive de estos centros lúdicos hasta la implantación del arrabal que le da el aspecto actual. El material que era extraído se utilizaba para otras construcciones, según el arqueólogo.


-------------------------------------------------------------------


CÓRDOBA. Los libros de Historia deberán reescribir desde hoy una nueva página del pasado de la ciudad, gracias a uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de los últimos años: la estructura de un anfiteatro romano, aparecido en el entorno de la avenida Medina Azahara, y que ha sido catalogado ya por los expertos como el más grande de Hispania.

Con la aparición de este anfiteatro, los arqueólogos completan el repertorio de edificios romanos dedicados a espectáculos públicos, en el que también se encuentra el teatro de la plaza Jerónimo Páez y el circo de Orive. Se sospecha que todos ellos pudieron ser proyectos simultáneos.

Según las primeras estimaciones, este enclave -que permaneció en activo entre el siglo I y IV d.C.- pudo albergar entre 30.000 y 50.000 espectadores, lo que lo sitúa como el tercer anfiteatro más grande del Imperio, después del de Roma (Italia) y el de Cartago (Túnez).

En concreto, estos restos están situados en la fachada sur de la antigua Facultad de Veterinaria, en unos terrenos que son propiedad de la Universidad de Córdoba. En ellos ha trabajado, en los últimos 10 meses, un equipo de arqueólogos de la UCO y la Gerencia de Urbanismo que ha calculado que este edificio de planta elíptica pudo tener unas dimensiones de alrededor de 178 metros de longitud (en su eje mayor) por 147 metros (en el menor) y una altura de tres plantas (de 10 a 15 metros), lo que da idea de la monumentalidad de este espacio público.

"La convocatoria de juegos suponía una gran fiesta para la sociedad de la época y éstos sólo se convocaban situaciones muy especiales", indicó ayer el director del Seminario de Arqueología de la UCO y codirector de los trabajos, Desiderio Vaquerizo.

Hasta este espacio de la Corduba romana (capital de la Baetica) se acercaban ciudadanos de toda la provincia dispuestos a disfrutar de "espectáculos amenos que duraban varias horas e iban creciendo en emoción", añadió Maudilio Moreno, otro de los arqueólogos participantes.

Todo comenzaba con una exhibición de animales salvajes y venationes (especie de cacerías). La jornada continuaba con ejecuciones sumarísimas -normalmente de esclavos- y, ya por la tarde, se realizaban las luchas entre gladiadores aunque, en la mayoría de los casos, no eran a muerte.

El anfiteatro de Córdoba estuvo en activo hasta finales del siglo III o mediados del siglo IV, momento en el que los juegos gladiatorios sufrieron una grave crisis provocada por la prohibición de su celebración por orden del emperador Constantino.

Con posterioridad, y debido a la buena calidad de los materiales empleados, este lugar sufrió importantes expolios durante la época califal (siglo X) en la que se construyó un arrabal aprovechando los materiales existentes. Después, el lugar pasó a ser una zona de huertas que ha perdurado hasta hoy.

Aunque se conserva una mínima parte de la superficie total del anfiteatro, los arqueólogos calculan que la excavación puede estar terminada y abierta al público como parque arqueológico en un periodo de entre 6 y 10 años.

El anfiteatro, que estuvo rodeado por un barrio residencial, contaba con la distribución habitual que rige este tipo de espacios: la arena (o zona central en la que se desarrollaban los espectáculos), el graderío (en el que se disponían los asistentes) y el podio (que separaba las anteriores).

No obstante, su estructura también posee ciertas particularidades, ya que está formada por grandes muros de sillería que permanecían rellenos de tierra y sobre los que se disponían las gradas, características que lo convierte en un edificio macizo.

Este modelo de construcción, también presente en el de Mérida, evolucionó en poco tiempo hacia otro (el del Coliseo de Roma) que presenta una estructura de gradas totalmente hueca, formada por pasillos abovedados que servían para el tránsito interior de los asistentes. Asimismo, el anfiteatro cordobés contaba con un diseño muy práctico "que garantizaba la contemplación del espectador desde cualquier punto y facilitaba la afluencia y salida del mismo en poco tiempo", dijo el arqueólogo de la Gerencia de Urbanismo y codirector de la excavación, Juan Murillo.

El Ayuntamiento y la Universidad de Córdoba pretenden ahora crear un parque arqueológico en la zona.

Una vez finalizado el proceso de documentación posterior a la excavación, el vicerrector de Gestión de Recursos de la UCO, José Roldán Cañas, indicó que la Universidad cederá ese terreno para la creación de un parque arqueológico que permita conocer los restos del anfiteatro romano.

De este modo, se pretende que la zona se convierta en otro de los puntos de referencia turística de la ciudad, responsabilidad ésta que excede de las posibilidades con las que cuenta la Universidad, por lo que "se requerirá tanto la colaboración de entidades públicas como privadas", indicó Roldán Cañas. La intención de la institución universitaria es rentabilizar social, cultural y económicamente el hallazgo de estos restos, aparecidos durante el proceso de adaptación de la antigua Facultad de Veterinaria a sede del nuevo rectorado. Este hecho variará, en parte, el proyecto inicial de las obras, que contemplaba la creación de un edificio de nueva planta que albergaría un importante salón de actos y la secretaría general.

Según confirmó el vicerrector de Infraestructuras, José Manuel Muñoz, el proyecto definitivo, que estará listo a finales de octubre, reduce las dimensiones del inmueble y propone un salón de actos con capacidad para unas 400 personas (espacio suficiente para la celebración de los claustros). En enero se convocará la adjudicación de las obras, que tienen un plazo de ejecución de 18 meses.

Los gladiadores, héroes de la multitud

Los trabajos realizados por el equipo de arqueólogos junto a la antigua Facultad de Veterinaria también han puesto al descubierto una magnífica colección epigráfica, formada por alrededor de 20 inscripciones de gladiadores, que se erige como una de las mejores del mundo.

Éstas se unen a otras descubiertas con anterioridad en Ciudad Jardín, que hacían sospechar de la existencia de un edificio de espectáculos públicos en los alrededores. En ellas se detallan diversos aspectos de la vida y los éxitos de estos luchadores, así como detalles sobre las circunstancias de su muerte, cuya edad no superaba en muchos de los casos los 20 años.

Fueron auténticos héroes entre los ciudadanos de su tiempo. Se sabe que hubo muchos gladiadores cordobeses y los expertos creen que incluso pudo existir un lugar en la ciudad el que se instruyera a estos jóvenes.

Una ciudad volcada con los espectáculos

La situación privilegiada de la Corduba romana, que ostentó la capitalidad de la Baetica, incidió en la construcción de una importante red de edificios públicos destinados a la diversión y el entretenimiento, que convocaron a miles de ciudadanos provenientes de toda la provincia.

Los más importantes, de los que se conocía su existencia por inscripciones pero que han sido documentados en los últimos años, son: el teatro, el circo y el anfiteatro. El primero de ellos, (en la plaza Jerónimo Páez), tuvo una capacidad para unos 15.000 espectadores (es el mayor de Hispania) y sus restos están en fase de estudio. El circo, ubicado en la manzana de Orive, estaba destinado a las carreras de caballos.

martes, 20 de septiembre de 2011

El enigma del Santuario de la Fuensanta




La aparicion de la Virgen a Gonzalo Garcia, cardador de lana, data segun algunos autores del año 1420, aunque es probable que haya errores en la apreciacion de las fechas, por los siguientes motivos segun Rafael Martinez Castro en su escrito " Santuario de la Fuensanta de Cordoba":
1. El dia 8 de septiembre no fue sabado en 1420, se habla de esta fecha como el dia de aparicion de la Virgen.
2.En 1420 aun no era Obispo de Cordoba D. Sancho de Rojas, al cual pone como tal en la fecha de la aparicion.
3. El testamento otorgado por la viuda de Gonzalo esta pidiendo una fecha de aparicion mas tardia del 1420, en que ya estaba casada y con una hija de no corta edad.
3. Hay un periodo de tiempo demasiado largo entra la Aparicion y el movimiento devocional hacia la Fuensanta.
Es por ello que con gran probabilidad fue el dia 8 de septiembre de 1442, que es cuando si coinciden todas las circunstancias narradas con anterioridad.

Todos conocemos mas o menos la historia de la Virgen de la Fuensanta, a Gonzalo que era del barrio de San Lorenzo y tenia una mujer paralitica, ademas su unica hija estaba loca, cuando iba por el vado del rio que dicen del Adalid, se encontro con dos mujeres y un mancebo todos muy hermosos, la mas bella de ellas le dijo que tomara un jarro de agua de un charco que le señalo y lo diese a su mujer e hija para que recuperaran la salud. Los otros dos seres tambien le hablaron para que hiciera lo que le habia dicho aquella señora, que no era sino la Virgen y ellos Santa Victoria y San Acisclo.El sitio donde le señalaron para que cogiese el agua era una fuente que manaba de unas piedras y raices de un cabrahigo.Cuando Gonzalo volvio a mirarlas ya habian desaparecido, entonces fue a comprar un jarro de bexcenno y regreso a la fuente, lo lleno de agua llevandoselo a su casa para que bebieran y asi quedaron sanos y buenos( manuscrito inedito de Vaca de Alfaro).
Parece ser que el jarro se conservo muchos años como una preciosa reliquia, era de barro vidriado y de color amarillo, incluso afirma Vaca de Alfaro que en 1671 lo tuvo en sus manos, mas de dos siglos despues.

A pesar de todo ello siguen los problemas a la hora de fechar los acontecimientos, ya que la fecha que se ha asignado como en la que se aparecio la Virgen, es decir en 1442 coincide con la que la mayoria de los autores dan para la revelacion al ermitaño del lugar, donde se hallaba la imagen de la Virgen.

La aparicion de la Imagen de la Virgen habra que situarla entre 1442 y 1450, en el llano de la huerta de Albacete, rodeada por las que hasta ahora fueron las de la Fuensanta, del Cañaveral, de la Cruz...etc.

Al ermitaño al que le fue revelado que aquella antigua higuera encerraba en su tronco hueco una imagen de la Virgen Maria, dio cuenta de su revelacion y el Obispo D. Sancho de Rojas determino abrir el tronco, encontrando la figura, esta segun unos era de alabastro, otros de marmol y se encontraba hecha pedazos, los cuales se los llevo Gonzalo(como lo atestigua el testamento de la viuda de este que guardaba sus cascotes con gran veneracion y pedia a sus herederos que lo hicieran de esta manera).
Se barajan dos Hipotesis:

1. O bien la enterraron o escondieron alli como signo de veneracion.
2. La escondieron precipitadamente por miedo a la profanacion arabe.

¿Es posible que en estos pagos hubiese un monasterio o una ermita anterior al santuario de la Fuensanta?, tal vez fuese Santa Maria de las Huertas una ermita de los pagos de la Fuensanta y explicase asi la existencia de la Imagen de la Virgen, encontrada rota en el interior del tronco del cabrahigo?.Una rotura provocada por la cercania de las circunstancias, por la necesidad del rapido escondite, por los avatares del tiempo que estuvo en ese lugar?.Todo un misterio, uno mas de los que guarda este santuario

Parece que la antigua imagen tenia en las espaldas unas letras goticas desgastadas que no se podian leer( Ramirez y de las Casas Deza, Indicador Cordobes).

Se hizo otra imagen de barro cocido, la que ha llegado a nuestros dias.Segun algunos autores esta fue hecha en la decada de los 50 o los 60 del S.XV.

Uno que ha pasado su infancia en estos pagos asegura que era habitual ver por las huertas aledañas al Pocito, multitud de cabrahigos, higueras...etc, a escasos metros del pocito existia lo que los niños llamabamos el cañaveral.

El cabrahigo es un arbol muy nombrado en la biblia, El sicómoro, árbol vigoroso y de ancha copa abundante en la Sefela de Judá en los tiempos bíblicos (1 R. 10:27; 2 Cr. 1:15; 9:27-1 Cr. 27:28, "sicómoros", BJ). Crecía tanto en el valle del Jordán como en Egipto (Sal. 78:47; . Este árbol siempre verde tiene sus ramas principales retorcidas, las que se extienden en todas direcciones cerca del suelo. Produce un fruto parecido a un higo común (de aquí que se lo llamara "higuera silvestre"). En Palestina, los sicómoros estaban estrechamente vinculados con los ritos de los adoradores de la naturaleza, contra quienes los profetas hebreos hicieron muchas advertencias. Zaqueo se trepó a las ramas inferiores de un sicómoro para ver pasar a Jesús (Lc. 19:4), y Jesús dijo que si tuviéramos fe como el grano de mostaza podríamos mover un sicómoro (Lc. 17:6).

Otro misterio de este paraje se encuentra en el pocito propiamente dicho, la restauracion de este la formalizo probablemente entre otros Mateo Inurria , existe una inscripcion que lo data en 1897. En fotos antiguas se aprecia claramente como una escultura de la Virgen coronaba a este, desaparecio y en su lugar se puso una cruz bastante menos emblematica y representativa.

En 1450 aun no habia iglesia, en 1454 ya la habian construido, en 1456 ademas de la iglesia existia un hospital. La iglesia sufrio varias reedificaciones.
Otra curiosidad es que el retablo donado por el cabildo desde 1976 se encuentra en la iglesia de San Pedro de Nueva Carteya.

Pero aparte de ser conocida esta iglesia por su Virgen, tambien lo es por su famoso " Caiman", cuya leyenda nos habla de un hombre cojo que paseaba por el arroyo del entorno, cuando le salio de entre los cañaverales un caiman que le intentaba morder, arrojandole pan para distraerlo lo mato con su muleta. Otra tradicion nos habla de un sentenciado al que se le encargo que terminara con el saurio a cambio del indulto. En realidad con toda probabilidad el caiman vino de America traido por algun indiano.

Es curioso pero la existencia de un caiman o cocodrilo en una iglesia o templo no es original de la Fuensanta, muy al contrario hay un sin fin de ejemplos a lo largo de todo el territorio nacional , Jaen, Sevilla, Sonsoles,Berlanga, Santiago de la Puebla, y muchas otra comunidades cuentan con uno de ellos. Tampoco deja de ser curioso que las leyendas que se cuentan en estas localidades son todas muy similares, condenados que lo matan a cambio de su libertad, arroyos desde donde el animal y ataca a personas y animales..., historias que se repiten una y otra vez.


La exhibición de un saurio asociado al culto mariano en el interior de un recinto sagrado no es exclusiva de Cordoba como ya dijimos. Recientemente, Joaquín Albaicín ha señalado la existencia de otro ejemplar en la parroquia madrileña de San Ginés, yacente en este caso a los pies de la Virgen de los Remedios.

¿Qué hay entre el caimán y la Virgen? . El propio Albaicín ha intuido detrás de nuestro cocodrilo la figura del Ammit egipcio ―el Guardián de la Puerta, el Vigilante del Umbral―, presente en pesada de las almas a la que todos estamos obligados tras nuestro apocalipsis particular, y cuya función es devorar a quienes no superen la prueba con solvencia. Representa la vía única por la cual todo ser ha de pasar necesariamente, y cuya boca será, «según el estado al cual ha llegado el ser que se presenta ante él», ya «Puerta de la Liberación», ya «Fauces de la Muerte»), en Occidente su valor viene prefigurado por el signo zodiacal de Capricornio, a todas luces vinculado asimismo con la idea de paso a través, de puerta . En este contexto, a la Virgen le sería asignado el papel de o guía de almas: «modelo y puente entre lo terrenal y lo celestial, lo bajo y lo alto»,
la Virgen y el Caimán, la Dama y el Dragón, la Diosa y la Serpiente, la Bella y la Bestia, son también dos aspectos de un mismo principio, dos polos de un mismo eje, dos vestiduras para sendos grados ―origen y meta― de un mismo proceso de transformación: el que conduce del alma al Alma.

No podemos dejar un ultimo enigma en el tintero, esta vez se trata de una imagen que se encontro en 1976, en lo que entonces era huerta del patio, aparecio bajo el pilar derecho de la entrada al jardin por el atrio, estaba hecha pedazos. Nuevamente una estatua enterrada y rota, es una imagen gotica..... umm demasiadas casualidades, actualmente se encuentra flanqueando las escaleras del patio de la iglesia de la Fuensanta.

viernes, 6 de mayo de 2011

Los poyos de Córdoba


Los bancos de piedra estaban generalmente adosados a las paredes de las casas en la ciudad , en el setecientos en Cordoba se les llamaban " poyos". Estas superficies además de para descansar apoyando las espaldas en la pared, resultaban muy útiles para poner a la venta los zapatos viejos. Según Ramirez de Arellano de aquí nace el dicho que cuando a uno le veían mal calzado, se le preguntaba " si calzaba en los poyos". Estos también servían para vender comestibles,asimismo eran usados por los pobres y desocupados para pasar la noche, y en ellos se exponían los cadáveres de los desconocidos.

El colmillo del elefante de laCatedral de Cordoba.

El licenciado Tomas Moreno, Capellan de la Catedral, en un manuscrito fechado en 1735 nos llamo la atencion sobre un lucernario en la catedral del que pende un antiquisimo colmillo de elefante. De este afirma que mide un metro y cuarenta y siete centimetros.

Cuenta la leyenda que Abderraman tenia un fabuloso elefante y que lo cedio para acarrear material en las obras de construccion de la Mezquita, tanto se excedieron con el animal que un dia murio de sobreesfuerzo. Abderraman sobrecogido ordeno que se perpetuara la memoria del paquidermo colgando uno de sus colmillos de la boveda de las lucernas.

Pues bien ningun abderraman existia cuando verdaderamente se construyo esa cupula, el colmillo fue colocado en epoca cristiana, no como exvoto sino como objeto simbolico. Los elefantes eran considerados tanto por su color como por sus formas redondeadas como simbolo de nubes, asi mismo se le atribuian virtudes como la templanza, sabiduria y eternidad. Estos fueron realmente los motivos de colgar el colmillo en nuestro templo magno, el resto lo añadio un pueblo añorante de la grandeza de otros tiempos.
Exposicion basada en un articulo del ilustre cronista de la ciudad Miguel Salcedo Hierro.

La cantera de Roma en Corduba.



Es bien conocida la grandeza e importancia de la Córdoba Romana, en este blog ya hemos dado constancia de ello en innumerables ocasiones, edificios público singulares y de unas dimensiones solo equiparables a los de Roma son muestra de ello.

¿De donde extraian el material para la la construccion de los mismos?

Desconocidas para la mayoría de los cordobeses existen varias canteras en el municipio de Córdoba( Albaida, Arruzafilla, las pilas al oeste de Mediana Azahara), en este articulo nos vamos a dedicar a hablar de una cantera milenaria, formada en calcarenita y arenisca,y excavada en galería,descubierta en 1929, próxima a la via que unía Emerita Augusta con Corduba, conocida como la cantera de Augales, también como las cuevas de Shangrila y las cuevas de la Colina,situada a 2,7 kilómetros nordeste de la ciudad y con una extensión cercana a los 10000 metros cuadrados, es uno de los ejemplos mas monumentales de la península.

En esta cantera con aspecto de cueva,existen grandes salas y galerías, originadas por la extracción de los bloques de piedra.En ellas se aprecian marcas de herramienta de cantería, desgaje de bloques de gran volumen y pilares desbastados para el sostén del elemento horizontal, huellas de fuego pertenecientes a lamparas de aceite...etc.

La condición social del grupo adscrito a la cantera era muy baja, los trabajos mas duros los desarrollaban los esclavos, los que dirigían los trabajos eran libres, siendo frecuentes las escuelas de cantería en Colonia Patricia.

En lo referente a las herramientas han permanecido casi inmutables hasta la fecha, picos, hachuelas, sierras...etc, para evitar o reparar el desgaste de estas había una cuadrilla de herreros que calentaban y martilleaban afilando nuevamente el material.
Si se observan detenidamente los frentes de masa de Peñatejada se verá que en el interior de las galerías y fosas de la explotación se usaron herramientas de extracción (fossaria-dalabria, cunei, mallei y punteros) sin apreciarse, al menos de momento, ninguna relacionada con el acabado de la piedra (serra, gradinas, boca hacha o scalprum), por lo que parece que los antiguos canteros de Peñatejada realizaron a pie de explotación trabajos relacionados con la extracción y un primer desbaste de los carretales y que éstos debieron llegar a la Colonia Patricia Corduba a través de la vía que unía nuestra capital con Emérita Augusta.

La iluminacion para los trabajos no era natural, a base de antorchas, lucernas, en los propios pilares existen unos huecos donde se apoyaban estos artefactos y aun hoy dia se conservan y pueden verse in situ.

El traslado de la extracción se realizaba por algún camino secundario hasta Córdoba en carretas.
Ciertamente poco frecuentes en la Península por su morfología. Su estudio resulta fundamental para el conocimiento tanto de la labor extractiva de materiales de construcción como de la edilicia romana en la Colonia Patricia, en especial de los grandes monumentos públicos de la ciudad levantados en el siglo I d.C.

Lo que se conoce en la actualidad, esta compuesto por una gran sala en la entrada de la cantera, que cuenta con un varias salas mas pequeñas hacia el sur, a la izquierda de la entrada esta la gran galería romana, de unos 100 metros de profundidad por 20 metros de anchura. Es posible que haya aun mas salas por descubrir que ocuparían el subsuelo de fincas colindantes.Hoy en día se encuentran dentro del restaurante "Cuevas Romanas" y la visita es gratuita.
Este articulo esta basado en las conclusiones plasmadas en los Anales de la Arqueologia Cordobesa por el grupo HUM 236, cuyos autores son F. Penco, M. Moreno, I. Gutierrez.

jueves, 24 de marzo de 2011

Las obras del murallon.


La petición de construccion del muro del murallón se fecha en 1773 y desde entonces la ciudad empezó a hacer acopio de materiales, para emprender la obra y a organizar corridas de toros para asegurarse una fuente de ingresos constantes, ante la magnitud económica del proyecto. La orden de que comenzaran los trabajos se fecho en 1792, la obra no se terminaria hasta principios del S.XX. La lentitud de los trabajos de amurallamiento dará lugar a la típica comparacion cordobesa de cualquier cosa que requiriera mucho tiempo con la "
obra del murallón"
, pues esta no la vieron acabar cordobeses de tres siglos.

jueves, 24 de febrero de 2011

Duque Cornejo y la Silleria de la catedral de Córdoba




Una serie de misterios rodean la sillería de la catedral de Córdoba, enigmas o interrogantes que trataremos de desmembrar en las siguientes lineas.

La nueva capilla mayor de la catedral de Córdoba requería una sillería adecuada y nueva, pero los canónigos se vieron forzados a trasladar parte de la antigua silleria de la antigua capilla mayor al nuevo emplazamiento. Primer interrogante ¿ donde se encuentra la antigua y original sillería de la primitiva capilla mayor de la catedral? , nada se sabe.

La sillería actual fue elaborada sobre 1750 por un artista de renombre de Sevilla, Pedro Duque Cornejo, y un equipo de artesanos. El proyecto fue enorme, empleando hasta 46 trabajadores a la vez y costando 913,889 reales y 6 maravedíes. Es una de las obras maestras del Barroco Español y el último coro tallado en madera de España.
El escultor, a cambio de un salario anual de 300 ducados, acordó esculpir dos medallones para cada silla. Uno grande representando una escena de la vida de Jesús o la Virgen, y una pequeña representando un pasaje de la Biblia.Tuvo que competir con dos artistas renombrados hasta que fue seleccionado.Pero el brillante y consumado artista tuvo que someterse a unas condiciones en su contrato que son mas dignas de un autor novato que de un profesional cualificado y de importancia como el lo era.Segundo interrogante, ¿ porque acepto las condiciones ingratas del cabildo cordobes?

Pedro Duque Conejo no llegó a ver su obra terminada. Murió a la edad de 80, justo después de presentar el último de sus esculturas en barro para su aprobación. Se enterró a poca distancia de su sillería (que se terminó unos meses después) en un funeral ostentoso pagado por la Iglesia. Su lápida está al pie del Facistol."
Fuente: Orti Belmonte, pp.201-215.
Entre el facistol y la puerta principal de acceso, una lapida en marmol negro cubre los restos. En la parte alta de la lapida esta esculpido un escudo en el que se lee:

"Aquí yace Don Pedro Duque Cornejo estatuario de camara de la Reina, varón de singular bondad y sencillez, celebre profesor de arquitectura, pintura y escultura, hizo la sillería del coro de esta santa Iglesia que concluyo con su vida el año de 1757 a los 80 años de su edad. Requiescat in pace".

En el año de 1883 y a causa del desgaste sufrido por el paso constante y por el tiempo fue restaurada y refundida la lapida por Mateo Inurria, este recibio por ello 35 pesetas
Tercer interrogante, ¿ porque elige su enterramiento en la catedral cordobesa en vez de por ejemplo en su catedral sevillana u otras en las que había participado?.

Hay quien afirma que esta fantástica sillería esconde misterios indescifrables, tallados maravillosos que en ocasiones están tan al detalle que solo pueden apreciarse con lupa. Una sillería sombreada, relegada a un segundo plano por el magnifico templo en el que se ubica, pero que por si sola seria de primer orden ante todas las sillerías del país

martes, 15 de febrero de 2011

El enigma del arco invisible del Puente Romano.


Construido a principios del siglo I d. C., durante la época de dominación romana en Córdoba, sobre el río Guadalquivir (probablemente sustituyendo a uno más primitivo de madera), tiene una longitud de unos 331 metros y está compuesto por 16 arcos, aunque originalmente tuvo 17. Fue un importante medio de entrada a la ciudad desde la zona sur de la península Ibérica por ser el único punto para cruzar el río sin utilizar ningún tipo de embarcación. Probablemente la Vía Augusta que iba desde Roma hasta Cádiz pasaba por él.

¿Pero donde se encuentra el arco que falta del puente, el que sumaria 17?

La explicacion es bien facil el unico ojo que no se ve esta debajo de la carretera que durante tanto tiempo ha estado junto a la "Puerta del Puente" o "Arco del Triunfo", enterrado en ella y por el que se accederia a la puerta de la ciudad.

lunes, 14 de febrero de 2011

El estoque Real



En el año 1750 estuvo Felipe II en Córdoba, solía ir a escuchar devotamente misa en la santa Catedral y posteriormente le gustaba visitar con sosiego el templo, informándose de cuantos detalles de interés podían ofrecerle la densa historia de tan secular edificio.
Una mañana el monarca deseo entrar en la capilla Real de la Mezquita, para contemplar los sepulcros de sus antepasados Fernando IV y Alfonso XI. Felipe II se había hecho acompañar del Dean. Con necrofilo interés ordeno que le abrieran los sepulcros, que eran arcones de madera para observar directamente los reales restos. Cuando los vio le llamo la atención que que el cadáver de D. Fernando tenia su estoque y el de D. Alfonso no. El capitular contesto confundido, que habia oido decir que en una ocasión lo saco un sacristán para limpiarlo y como estaba carcomido por el moho, se rompió. El rey lo atribuyo a un fatal descuido y ordeno inmediatamente que se reparara con uno nuevo, pero añadió que fuera un " estoque real".

El estoque real era una espada que se porteaba y alzaba desnuda delante de los reyes durante la ceremonia de su coronación., se consideraba un símbolo de potestad y justicia.
Este articulo corresponde a Miguel Salcedo Hierro.

El enigma de "la cruz que hizo con la uña el cautivo".




En la Mezquita de Córdoba, en la ampliación de Almanzor, existe una columna que tiene tallada una cruz de 17 cm y lo que parecen señales de haber existido una cadena en ella, cuenta la leyenda que en esa columna hubo encadenado un cautivo cristiano que hizo resistencia contra el aumento de islamización de la sociedad cordobesa. Varios cristianos entraron en la Gran Mezquita y condenaron el Islam, provocando intencionadamente su propio martirio;Uno de ellos, como era demasiado joven en vez de matarlo lo ataron a una columna, convirtiéndolo en esclavo, para que se hiciera musulmán...Lo único que consiguieron es que se aferrara más a su religión tallando con sus propias uñas una cruz en la columna a la que estaba atado.
Esta narración es la que se puede encontrar en la web en referencia a esta leyenda.

En algún momento, probablemente antes de su colocación en la expansión de Almanzor, se talló un crucifijo de 17 cm en esta columna. También hay lo que parece ser los restos de una cadena. Hay referencias históricas de otras inscripciones semejantes, tanto en la Ronda musulmana como en las cárceles de la Inquisición.

La leyenda del Cautivo Cristiano probablemente viene de la memoria histórica de un movimiento breve del siglo IX, cuando San Eulogio inspiró una resistencia contra el aumento de la Islamización de la sociedad cordobesa. Varios cristianos entraron en la Gran Mezquita y condenaron el Islám, provocando intencionadamente su propio martirio.

A la derecha de la columna existe un cartel pintado en la pared atribuible al S. XVIII con la traducción libre de la inscripción latina que viene a decir: EL CAUTIVO CON GRAN FE/ EN AQUESTE DURO MÁRMOL/ CON LA UÑA SEÑALO/ A CRISTO CRUCIFICADO/ SIENDO ESTA IGLESIA MEZQUITA/ DONDE LO MARTIRIZARON.
La baranda delantera que la protege parece que fue colocada en el S.XVI. La cruz del cautivo se ubica entre la capilla de Nuestra Señora del Rosario y la de Epifanía. El cabildo la denominaba antiguamente como el " Cruxificado" pero el pueblo siempre le dijo " el Cristo".
Lo que verdaderamente existe es una cruz hendida en el marmóreo fuste de la columna. Encima de la cruz se nos ofrece la siguiente inscripción, " este es el santo cristo que lo hizo el cautivo con la uña".
En el flanco izquierdo de la columna, hay un tosco bajorrelieve de mármol que muestra la efigie de un hombre de mediana edad, arrodillado en dirección a la cruz de la columna, la figura tiene una soga al cuello y dos grilletes aprisionandoles los tobillos. La vestimenta ha sido estudiada por un profesor de la Escuela Superior de Arte de Córdoba y, y la describe como " Almilla de cuerpo, especie de camisola ancha, calzon recogido derivado de los Zagüelles moriscos y gorro o capuz. Este profesor Ramon Gonzales añade que esta era la ropa que usaban los" galeotes" en aquella epoca.Esto lo mando esculpir el racionero Baltasar Najera de la Rosa entre 1614 y 1627.
En un manuscrito de 1735, el capellan de la catedral Tomas Moreno afirma que el arco se llama " del Ahorcado" porque de el colgaron al cautivo.

Ante tales informaciones podemos sacar las siguientes conclusiones:

1. La leyenda viene de una tradiccion lejana, es decir ya a principios del S.XVII se hacia referencia a ella.
2. El lugar o ubicacion de la inscripcion en el fuste de la columna, se encontraba en sitio visible, dado que las capillas en el momento de los hechos aun no estaban construidas, por ello el cautivo estaria a la vista de los que por el templo se encontrasen.
3. No parece logico que un lugar sagrado sirviera como carcel o lugar de tortura.
4.Se necesita mucho tiempo para hacer una inscripcion de esa envergadura en una columna de marmol.
5.Son muchas las marcas de canteria o de artesano que se pueden apreciar en los fustes de la mezquita cordobesa, de todo tipo y dimension.
6. La mezquita- Aljama cordobesa fue el corazon del Islam durante muchos siglos, la referencia espiritual, tras la conquista se abrio un periodo de fervor por lo conseguido, fervor que bien pudo generar las mas notorias fantasias religiosas alimentadas por curiosidades o casualidades.

Este bien pudo ser el origen de la leyenda, una inscripción en la columna, procedente de la marca que un cantero hizo para distinguirla de otras que no eran las suyas. Un descubrimiento por parte de un conquistador que vio en aquello un simbolo de un martir cristiano que fue capaz de morir en cautiverio por su religion, grabando con su uña el simbolo de la cristiandad por excelencia, y finalmente un caldo de cultivo adecuado para recibir esa fantasia y expandirla a una sociedad impregnada profundamente de relatos de esas carácteristicas.

viernes, 11 de febrero de 2011

El polvo de Almanzor


Cuando Almanzor ganaba una batalla se quitaba el vestido que había utilizado en ella, hacia que lo sacudieran y el polvo que desprendía la ropa era conservado en un arcón. Cuando murió fue enterrado dentro de aquel ataúd que guardaba el polvo de sus victorias.

El toponimo " Cordobilla".


El toponimo "Cordobilla" ha sido utilizado para explicar el movimiento de repoblacion de mozarabes cordobeses hacia el norte, lo mismo que " villa Cordobeses", que existio en Palencia.

La expulsion general de cristianos, decretada por los almoravides en el 1125, dio lugar a una oleada de emigracion mozarabe hacia el norte. Las tierras del centro de la peninsula acogen a estos emigrantes, que fueron a incrementar las ya importantes mozarabias de las ciudades del Tajo, tales como Madrid, Toledo, Talavera, etc. Ademas, segun P.Madoz, Cordobilla se halla tambien en Albacete, Avila, Badajoz, Navarra y Salamanca.

R.Menendez Pidal afirma en " Repoblacion y tradicion en la Cuenca del Duero" afirma que los emigrantes mozarabes venian casi todos de la region de Toledo... de Cordoba una villa de Cordobeses. Igualmente fueron casi constantes los trasiegos de poblacion del Duero en el S.IX por Alfonso III con mozarabes cordobeses.

martes, 8 de febrero de 2011

¿De donde procedian los " Eslavos " cordobeses"?


La denominación de " Eslavo", que tiene que ver con esclavo, se refiere a los habitantes del nordeste de Europa, lo que hoy es Rusia , Polonia,Bielorrusia, Ucrania, Eslovaquia, Eslovenia, Croacia y Serbia.
En la edad media los alemanes los esclavizaban y crearón toda una corriente comercial de esclavos desde Praga a Córdoba. A los esclavos que iban a ingresar en un Harem (eunucos)se les castraban, parece ser que los que llevaban la industria de la castración eran los Judíos de Verdun y Lucena, desde esta ultima villa los distribuían a toda Andalucía, donde eran muy apreciados para el servicio domestico pues no constituían peligro para las mujeres. El mayor numero de eslavos pasaron a ser soldados, incluso formaron la primera guardia del califa. Algunos llegaron a alcanzar puestos de importancia en la corte Omeya, también muchos se hacían ciudadanos al ser liberados de su dependencia.Era corriente que algunos potentados árabes se casaran con mujeres rubias del norte, a las que se las llamaban "Salabas", Abderraman III era rubio y con los ojos azules porque su madre era una de ellas.

¿Como se hablaba en la Córdoba del S.X ?


Había en nuestra córdoba del S.X muchos grupos poblacionales, entre ellos habría que destacar a los Árabes, procedentes de la peninsula Arabiga,que eran la elite gubernativa y que evidentemente se comunicaban a través del idioma propio, también se encontraban otros grupos islámicos procedentes del norte de África, que se expresaban en su lengua nativa; asimismo existió un grupo de poblacion singular que se denominaban los " Eslavos", procedentes del este de Europa. Por otro lado estaban los mozárabes que hablaban en romance o en Latín y finalmente los Judíos en hebreo. Como ocurre actualmente en los EEUU en la Córdoba del S. X se conjugaban todas estas lenguas, utilizándose en ocasiones vocablos de cada una de ellas. Tal fue la fusión de lenguas que surgio un dialecto al que se denomino Algarabilla, que no era otro que la mezcolanza de todos y que para el foráneo era casi incomprensible.Esto fue así, de tal manera que aun hoy en el Diccionario de la Real Academia se recogen las siguientes acepciones:

algarabía.

(Del ár. hisp. al‘arabíyya, y este del ár. clás. ‘arabiyyah).

1. f. Lengua árabe.

2. f. coloq. Lengua o escritura ininteligible.

3. f. coloq. Gritería confusa de varias personas que hablan a un tiempo.

4. f. coloq. p. us. Manera de hablar atropelladamente y pronunciando mal las palabras.

5. f. p. us. Enredo, maraña.

¿Que fue de los cordobeses expuulsados por Al-hakam tras la revuelta del arrabal?


Al-Hakam I destruyo el arrabal de Saqunda arrasándolo hasta la cimentación. Por medio de la cruxificion hizo pagar a mas de trescientos insurrectos como recordatorio del poder del monarca, y a los que quedaron les dio tres días para que salieran de Córdoba.Los expulsados fueron a tenor de 15.000 familias. Los primeros exiliados desembarcaron en Alejandria, apoderándose de ella llegando a ser sus dueños durante mas de nueve años, hasta el 827 que fueron desalojados por el gobernador abassi de Egipto.Marcharon después a la isla de Creta, conquistandola y formando una dinastía cuyo primer mandatario fue un cordobes que procedia del valle de los Pedroches y que fue conocido como " Demoquete de Al Ballutti", esta monarquía duro hasta el 961.
Los conjuntos de cordobeses que se establecieron en el norte de África consiguieron permiso para situarse en la ciudad de Fez y allí fundaron la " ciudad de los Andaluces" que aun hoy en día todavía pervive.
Como hemos dicho las familias que tuvieron que dejar Córdoba fundaron el barrio andalusí, uniéndose de ese modo a la amalgama de pueblos que iban constituyendo el crisol fasí. Tras el edicto de Granada (1492) promulgado por los Reyes Católicos, la ciudad volvió a acoger a otra oleada de musulmanes procedentes del sur de España.

viernes, 4 de febrero de 2011

El enigma del apelativo de la "Plaza de la Corredera"





La Plaza de la Corredera es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad de Córdoba. Única plaza mayor cuadrada de Andalucía y la más emblemática de España junto a la de Madrid y Salamanca.

Las descripciones que encontramos de la época nos la muestran tal y como era en el siglo XVII:
"(...) lo que allí se ve de notable es la plaza mayor, cerrada por casas hermosas semejantes a las de la Plaza de Madrid sostenidas de pórticos y de arcadas donde están establecidos los más ricos mercaderes de la ciudad y en los días de las grandes Fiestas del año, se dan corridas de toros, como vivimos en Madrid. Esta plaza está en uno de los extremos de la ciudad (...)"
A. Jouvin (Siglo XVII)

La plaza ha sido utilizada con diferentes fines, principalmente festivos, tales como las recepciones, alardes, ajusticiamientos, corridas de toros, organización de juegos de caña, etc.. Siempre se ha dicho que el actual nombre de “Corredera” derivaría de este hecho, de correr a los toros.
Efectivamente la plaza de la Corredera ha sido históricamente un sitio privilegiado para la celebración de corridas de toros, siendo uno de los mejores preparados en toda la ciudad para la lidia, fue la plaza de toros de la ciudad, entre el siglo XVI hasta principios del siglo XIX, cuando la plaza de toros del Campo de la Verdad, asumió parte de las corridas. En 1513, el 15 de junio es la fecha de la primera corrida que se tiene constancia celebrada en la plaza de la Corredera.
Pero exactamente no sabemos en que momento se la designo como “ Corredera”, cuando la gente comenzo a conocerla con ese apelativo. El termino " Corredera" tiene tambien otros significados: se dice del paraje donde las aguas del río no están remansadas, sino que fluyen en corrientes,otras acepciónes que parecen convenir a nuestro caso serian,paraje apropiado para el acoso y derribo de las reses vacunas, o o lugar destinado para correr caballos.
Se cree que hasta el siglo XV, la plaza de la Corredera fue una gran explanada extramuros de la Medina o ciudad alta cordobesa. La morfología actual, proviene del proyecto del arquitecto salmantino Antonio Ramós Valdés, quien bajo mandato del Corregidor Francisco Ronquillo Briceño, construyó un rectángulo semirregular de 113 metros de largo y 55 metros de ancho, en 1683.
¿ Seria entonces en esta epoca tan tardia, cuando se empezó a denominar a esta como tal? O la terminologia ya venia arrastrada desde antes, ya no conocida como Plaza sino como pago, el “pago de la Corredera”, o lo que es lo mismo, el sitio o lugar donde corrían. El siguiente interrogante es evidente tras la formulación de la anterior pregunta, ¿ pero quien corría en ese lugar?.
Habida cuenta que si el termino ya era conocido con antelación a la construccion de la plaza, obviamente habría que pensar en que tal vez alli, en aquel lugar se estabulasen reses bravas y en el solar que hubo previamente a la construccion de la plaza, ya se celebrase alguna corrida de toros. Esto en verdad no cuadra mucho, sobre todo si tenemos en cuenta que en este mismo lugar, antaño, muchos siglos antes, se ubicaba el emplazamiento en su día ocupó parte del Circo Romano, y que como todos sabemos, este era el inmueble publico destinado a la celebración de carreras de caballos, cuadrigas...etc, solo tenemos que recordar la famosa y sugerente película de Ben – Hur para saber diferenciar esta instalación de otras como eran los anfiteatros o teatros, es mas durante las excavaciones realizadas en 1959 para la construcción del actual mercado subterráneo, se hallaron hermosos mosaicos romanos de la época hispanoromana, actualmente expuestos en el Alcázar de los Reyes Cristianos.
Por todo ello no es desmesurado decir que el actual nombre de la “Corredera “ derivaría de la ubicación del antiguo y primigenio circo romano cordobes, aquel lugar donde corrían no los toros, sino los caballos.

miércoles, 12 de enero de 2011

El origen del nombre de la " puerta del chocolate"

Entre la ampliacion de Alhaken y la de Almanzor existe un arco o puerta a la que se la conoce como " Puerta del Chocolate". Esta puerta era utilizada antes de la ampliacion de Almanzor para acceder a la camara del tesoro.Sin embargo la designacion de Puerta del chocolate no se pudo realizar en epoca musulmana por una sencilla razon: el cacao vino de America tras su descubrimiento, concretamente desde Mexico en 1513.
¿ Entonces que motivos pudieron determinar tan extraña designacion?

El pueblo suele relacionar terminos empalagosos y dulces para referirse a los dineros, es habitual utilizar como sinonimos de dinero, tarta, bombon, mantecao...etc. Asi pues podemos afirmar que esta nomenclatura de " puerta del chocolate" deriva de la desinacion que el pueblo atribuia a la puerta por la que se accedia al lugar donde se encontraba el " chocolate", o lo que es lo mismo el "tesoro".

El cristal nacio en Córdoba

En la segunda mitad del siglo IX, Al -Abbas Ibn Firnas, hombre cordobes fue descubridor del método para fabricar el cristal, poniéndolo en funcionamiento en los hornos de los vidrieros cordobeses.

El enigma del Gran Coran de Córdoba


En la ciudad de Córdoba existió un Coran de indudable valor que pudo bien ser uno de los primeros en importancia, por antiguedad y cercanía al profeta.

Osman fue el tercero de los califas ortodoxos, que rigió los destinos del Islam desde el 644 hasta el 656 d.c. Accedió al poder con setenta años. El desenlace de su vida fue muy trágico e imprevisto. Un hijo de Abu Baker, el primero de los califas ortodoxos, llamado Muhammad, lo asesino.
Osman fue yerno del profeta Mahoma, era piadoso, bello y llego a ser un gran conocedor del Coran, en gran parte se lo sabia de memoria.Fue tan fanático del libro sagrado que una vez compilado saco una copia de su puño y letra que siempre llevaba consigo.
Cuando el afilado puñal del asesino acabo con su vida, la sangre salpico aquel libro del cual nunca se quería separar.

La tradición transmite insistentemente que aquel Coran se encontraba en la gran mezquita de Córdoba, aunque no hay pruebas documentales que lo atestigüen, aunque si hubo en ella un prodigioso ejemplar traído por los primeros Omeyas. Se trataba de un grueso volumen de rica encadenación que contenía cuatro paginas ensangrentadas de aquel que llevaba Osman.

Este ejemplar era sacado todos los viernes por la mañana y colocado en un atril para que el Iman efectuara la lectura procedente. Aquel Coran fue una de las alhajas que tuvo la mezquita.

Añadamos a todo esto que durante muchos siglos el mihrab de la mezquita no fue accesible, concretamente desde 1368 hasta 1826, todo ello debido a un cerramiento cristiano en el que se encontraba un retablo, al que se le dio el nombre de "San Pedro".
A esta capilla de Córdoba el pueblo solía decirle la capilla del "Zancarron", refiriéndose a que en el lugar estuvo en tiempos islámicos una reliquia corporal de Mahoma. Rodeando el suelo del mihrab hay una hendidura hecha en el mármol que abarca su perímetro, cuya formacion fue atribuida al roce incesante de las pisadas de los fieles musulmanes y peregrinos que estuvieron incesantemente penetrando en el recinto dando la vuelta en torno a un objeto colocado en el centro y saliendo enseguida para dejar a otros nuevos visitantes. Este objeto no era otro que el descrito "Coran" de Osman.

¿Que fue de aquel libro sagrado?,parece ser que que los almohades se lo llevaron a Marruecos, posteriormente fue trasladado a Tunez, y al intentar devolverlo a Marruecos hacia finales del s.XIV, naufrago el barco en aguas del Mediterraneo perdiéndose para siempre.

Tal vez no sea así y se encuentre oculto en algún archivo a la espera de ser recuperado para la humanidad.

(Este articulo corresponde al ilustre cronista Miguel Salcedo Hierro , extraído de su libro la mezquita - catedral de Córdoba).