Buscar este blog

Loading...

viernes, 5 de marzo de 2010

El retrato del Gran Capitan


La fisonomia del gran capitan ha sido siempre un misterio ya que los retratos existentes se estiman que fueron realizados en el S.XIX, y los rostros acuñados en las monedas son del todo irreconocibles. En agosto del 2003 Manuel Ruz Feria, director de un centro docente de Montilla realizo un viaje a la galeria de los Ufizzi, una de las pinacotecas mas importantes del mundo, alli encontro un oleo pintado por Cristoffano del Altissimo datado en el S.XVI.Hechas las comprobaciones pertinentes podemos afirmar que estamos asi ante la mas que probable imagen del Gran Capitan( Antonio Morales Carmona).

Historia del Monumento segun Cordobapedia

Desde finales del siglo XIX el Ayuntamiento de Córdoba venía pensando la posibilidad de erigir un monumento en conmemoración del Gran Capitán, fundamentalmente debido a la avenida que venía realizando en la parte oeste de la ciudad. Una vez inaugurado el primer tramo de la avenida del Gran Capitán el 5 de junio de 1907 se recuperó el empuje inicial del proyecto, fundamentalmente porque en el año 1915 se conmemoraba el IV Centenario de la muerte del Gran Capitán.

De esta manera, y siguiendo el modelo empleado en Madrid de apertura de una suscripción popular para sufragar los gastos del Monumento a Emilio Castelar, Antonio García Pérez, capitán y profesor de la Academia de Infantería de Toledo, comenzó un alegato reclamando para Córdoba la celebración del Centenario encontrándose entre otras, la colocación de un monumento en la intersección de la avenida del Gran Capitán y la creación de una comisión que se encargara de la construcción del mismo. De esta manera el 24 de junio de 1909 se aprueba por parte de la Comisión Ejecutiva del "Proyecto de Monumento al Gran Capitán" que se le ofrecía a Mateo Inurria.
Los siguientes años fueron de trabajo por parte de Mateo Inurria en el monumento mientras que desde la Comisión, no se volvía a tomar con insistencia en el tema, hasta la confirmación de la celebración del IV Centenario de la muerte del Gran Capitán en Córdoba. De esta manera, el 4 de enero de 1915 se abre la suscripción popular pro monumento y el alcalde de la ciudad firma con el escultor, el 13 de febrero por la cual se quedaba el precio fijado en 100.000 pesetas que se le harían efecitvas en tres plazos.
El Ayuntamiento de Córdoba, el Ejército, donaciones individuales, donaciones de asociaciones culturales, así como Ayuntamientos de la provincia, fueron los que suscribieron en su mayor medida la propia suscripción. Sin embargo, la suscripción popular nunca llegó a sumar las 100.000 pesetas, lo que hizo que se creara una subcomisión para conseguir más fondos, objetivo que no llegó a buen puerto. A pesar de que el 2 de marzo de 1915 comienzan los trabajos de cimentación del monumento que no pudieron continuarse debido a la no recaudación de fondos.


Estatua del Gran Capitán en el cruce de la avenida del Gran Capitán con la Avenida de Canalejas
En 1920, se renuevan los deseos del Ayuntamiento por conseguir la erección del monumento, pero de nuevo la escasez de fondos por parte del consistorio hizo que pasaran los años sin que pudieran conseguirse. De esta manera, y hasta la llegada del año 1923, no pudo conseguirse lo necesario para poder costear el monumento. De esta manera se inaugura el 15 de noviembre de 1923, situándose originalmente en el cruce de la avenida del Gran Capitán con Ronda de los Tejares.
Sin embargo, el paso de los años había hecho que la configuración de la avenida de Canalejas hubiera cambiando radicalmente, por lo que el arquitecto municipal Félix Hernández elaboraba un proyecto en la nueva plaza de las Tendillas, para la incorporación del monumento. De esta manera en el año 1927 se trasladaba a la plaza de las Tendillas, contando con la oposición vecinal que no aprobó el cambio de ubicación.
Letrilla de cuanto al traslado:
Cuando el Gran Capitán se enteró
de que Cruz Conde se iba a Sevilla
hincó espuelas al caballo
y se plantó en las Tendillas.

Durante el siglo XX hubo diferentes reformas de la fuente que rodea al monumento, siendo la actual la reforma realizada en 1998.
En octubre de 2003, el monumento sufrió una profunda restauración donde se le aplicaron barniz y capas de protección, con un coste en la intervención de 27.106 euros, con cargo al Plan de Excelencia Turístico. El día 23 de diciembre de 2003 se reinagura por parte de Rosa Aguilar.

Una de las más extendidas leyendas que circulan en Córdoba sobre el monumento al Gran Capitán, trata sobre la cabeza que incluye la estatua es la cabeza del torero Lagartijo. Nada más lejos de la realidad. El profesor Ramón Montes señaló la causa de la diferencia material y cromática entre la cabeza y el resto de la escultura:
"La figura ecuestre está realizada en bronce, a excepción de la cabeza que es de mármol blanco. Recurso éste, que utilizó Inurria para contrastar y darle una más genuina expresión. En base a este hecho, existe un bulo según el cual la cabeza del Gran Capitán es la de Lagartijo. Nada más lejano a la realidad. Existen expuestas ambas cabezas, en bronce, en el Museo de Bellas Artes, en donde puede comprobarse el error".
En la misma línea se manifestó José María Palencia Cerezo en uno de los más completos estudios realizados hasta la fecha sobre el monumento:
"(...)no existe al respecto ningún tipo de testimonio documental ni literario que pueda llevar a plantearlo. En segundo, porque sobre el particular nada se recoge en el contrato firmado en 1915 con el Ayuntamiento de Córdoba. Y por último, porque de haber procedido en tal sentido, Inurria hubiera navegado contracorriente, convirtiendo una de sus obras más emblemáticas en un pastiche sin sentido de época"
En realidad, el modelo para la cabeza fue un organista de la Iglesia de San Nicolás.

No hay comentarios: